La Comunitat y Baleares aúnan esfuerzos para exigir un nuevo sistema de financiación

Ximo Puig, junto a Francina Armengol, ayer durante su encuentro
Ximo Puig, junto a Francina Armengol, ayer durante su encuentro

Los gobiernos balear y valenciano formalizaron ayer su «colaboración fraternal» con la firma en Palma del «Acord del Consolat de Mar» y reivindicaron la «necesidad de romper» con el actual «status quo» que supone que ambas comunidades sean las «peor financiadas per cápita» del Estado. Este acuerdo se rubricó ayer en la capital balear por los presidentes de Baleares y de la Generalitat valenciana, Francina Armengol y Ximo Puig durante la cumbre celebrada por los dos gobiernos.

Por medio de este acuerdo bilateral exigen al Gobierno del Estado un nuevo sistema de financiación autonómico «justo y transparente» para todas las comunidades autónomas. El acuerdo propone el incremento de la autonomía fiscal, la corrección de los desequilibrios entre los diferentes niveles de la Administración y la garantía de la «equidad horizontal» entre las comunidades. Consta de once puntos, el primero de los cuales pide al Estado un nuevo modelo de financiación diferente al «viejo planteamiento de enfrentamiento» entre comunidades, afirmó Puig.