Política

La concertada pide «proporcionalidad» a la hora de distribuir la financiación

FSIE recuerda que casi cuatro de cada diez alumnos valencianos estudian en centros concertados, pero que la financiación que reciben no alcanza tal porcentaje

Una manifestación organizada por la enseñanza concertada, en una imagen de archivo
Una manifestación organizada por la enseñanza concertada, en una imagen de archivo

FSIE recuerda que casi cuatro de cada diez alumnos valencianos estudian en centros concertados, pero que la financiación que reciben no alcanza tal porcentaje

FSIE, el sindicato mayoritario en la enseñanza concertada en la Comunitat Valenciana, propuso ayer introducir en los Presupuestos autonómicos una «cláusula de proporcionalidad» para que el Consell destine recursos a la concertada en relación al número de alumnos escolarizados en sus centros y haya un «equilibrio real» que evite la «arbitrariedad».

Desde la formación se recordó que los centros concertados atienden al 35 por ciento de los alumnos de la Comunitat Valenciana, pero los recursos que reciben los centros no representan el mismo porcentaje, algo que fue tildado de «ilógico».

Por ello, se ha pedido introducir una «cláusula de proporcionalidad» para que en todas aquellas líneas presupuestarias destinadas a mejorar la calidad educativa y la financiación a todos los centros sostenidos con fondos públicos se aplique un criterio basado en el número de alumnos escolarizados, teniendo en cuenta la distribución de los mismos entre los centros públicos y concertados.

De esta manera, afirmaron desde el sindicato, «se acabaría con la discriminación en la Educación compensatoria o en auxiliares de conversación». Al finalizar el proceso de aplicación de dichos fondos, la partida global se saldará con el trasvase de fondos entre los dos tipos de centros.

Actualizar el gasto variable

Además, FSIE propone la actualización del gasto variable para los centros concertados que lleva congelado desde el año 2009, ya que el coste de la vida acumulado desde entonces ha experimentado un incremento de 10,8 por ciento en la Comunitat.

Esto «hace necesario una actualización de este módulo con el fin de atender al incremento salarial del personal de administración y servicios (que en este periodo ha incrementado su salario en un 3,25 por ciento) y por otra, los gastos corrientes de suministros y generales de los centros que, en la actualidad lo afrontan con sus propios medios».

Para ello se hace necesario establecer en la partida correspondiente a gastos variables del módulo de conciertos un «complemento de ajuste», similar al establecido para la homologación de los docentes de la concertada con la pública.