La declaración de Camps tendrá repreguntas y será en despacho oficial

La Razón
La RazónLa Razón

El juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, que instruye la causa conocida como Nóos, dictó las normas que debían regir la declaración del expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien se acogió a hacerla por escrito por su condición de ex jefe del Consell.

Dicho acto no se produjo, ya que ni el Juzgado ni la Policía judicial pudieron localizarle para comunicarle oficialmente la cita, del pasado domingo.

En cualquier caso, las normas dictadas por el juez Castro, que tratan de llenar un vacío legal en la aplicación del artículo 412.4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, siguen siendo de aplicación cuando el juez dicte nuevamente fecha para tomar testimonio a Camps.

Así pues, este establece que son pertinentes todas las preguntas presentadas tanto por el Ministerio Fiscal como por la representación procesal del sindicato «Manos Limpias». Además, estos tendrán trámite de repreguntas que será instrumentalizado en su momento.

La declaración de Camps no podrá ser en su casa, ni en ningún lugar que no tenga carácter oficial, por lo que el juez señala como posibles el despacho de Les Corts Valencianes u otro oficial que tenga a su disposición.

Castro además ha especificado distintas limitaciones como es el hecho de que en el momento de la declaración solo estará presente la secretaria del Juzgado.

Admite también la presencia de una persona para trascribir a mano o de forma informática las respuestas que diera Camps, y establece que dicha persona no podrá ser profesional del Derecho.

También ha decidido que el expresidente no podrá tener conocimiento de las preguntas hasta el momento mismo de su toma de declaración.

El juez pide así mismo a la secretaria judicial que consigne en el acta que levante con las preguntas y respuestas cursadas, cualquier incidencia que pueda ocurrir durante el interrogatorio del testigo, y solicita también a los servicios del Juzgado para que de la forma más rápida posible, soliciten a Francisco Camps que determine el despacho en el que quiere declarar.

El pasado fin de semana el juez tomó declaración en Valencia a otros testigos. El viernes, al diputado nacional Gerardo Camps, y el sábado a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. No pudo localizar al expresidente, pese a que este aseguró que hizo vida normal en su domicilio.