La falta de cuentas estatales deja a la región sin más de 1.700 millones

La Generalitat incluyó en los Presupuestos para este año partidas que dependen de unas cuentas estatales que siguen sin aprobarse

En la imagen, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra y el conseller de Hacienda, Vicent Soler
En la imagen, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra y el conseller de Hacienda, Vicent Soler

La Generalitat incluyó en los Presupuestos para este año partidas que dependen de unas cuentas estatales que siguen sin aprobarse

La Generalitat valenciana aprobó los Presupuestos para este año confiando en que el Gobierno central le transfiriera, por diferentes conceptos, un total de 1.700 millones de euros. Dado el actual escenario nacional, sin un Gobierno pactado, ni mucho menos unos presupuestos generales del Estado aprobados, es bastante probable que dicha cantidad no llegue, con el consecuente agujero que ello supondrá para las arcas valencianas.

Las partidas corresponden a diferentes aspectos. Uno de ellos es la supuesta relajación del déficit que sigue sin aprobarse. El techo para este año es del 0,1 por ciento, aunque se confía en que se rebaje al 0,3 (con lo cual la Generalitat podría gastar unos 225 millones de euros más). Pero dicha operación no ha sido aprobada aún en el Congreso de los Diputados.

Además, el Consell confía en obtener 250 millones de euros por la modificación de la forma en la que se liquida el IVA a las autonomías, aunque esto tampoco está confirmado, puesto que de hecho ni siquiera hay un Gobierno para hacerlo.

Otras partidas corresponden al dinero del FOGA por los desplazados sanitarios (unos 344 millones de euros), y otros 300 millones de euros por el 50 por ciento del gasto de la Ley de Dependencia.

Además, los presupuestos de la Generalitat valenciana contemplan 300 millones por las liquidaciones de las concesiones hospitalarios (un asunto que sigue en este momento en fase de litigio en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana). A todo esto hay que sumar la promesa de condonación de la deuda de la Marina de Valencia, que asciende a 350 millones de euros y que realizó también la anterior ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por lo que en este momento es un interrogante.

Hasta ahora hemos hablado de partidas presupuestarias pero no hay que olvidar las inversiones estatales previstas para los territorios. Los Presupuestos Generales del Estado que fueron presentados por el anterior Ejecutivo, aunque no aprobados, preveían una inversión de 1.189 millones para la Comunitat que, obviamente, tampoco se van a hacer efectivos.