La propuesta de ley de RTVV se queda sin el apoyo del PP y Ciudadanos

Los populares exigen que el texto cuente con los informes del CJC, la Abogacía y del CES. C’s advierte de que los antiguos trabajadores podrán denunciar la apertura

Los diputados Peris (PSPV), Ferri (Compromís), Montiel (Podemos), Ibañez y Bellver (PP)
Los diputados Peris (PSPV), Ferri (Compromís), Montiel (Podemos), Ibañez y Bellver (PP)

Los populares exigen que el texto cuente con los informes del CJC, la Abogacía y del CES. C’s advierte de que los antiguos trabajadores podrán denunciar la apertura

La comisión parlamentaria de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) aprobó ayer la propuesta de texto normativo de la futura ley del servicio público de radiotelevisión con los votos a favor de PSPV, Compromís y Podemos, la abstención de Ciudadanos (C’s) y el voto en contra del PP. Aunque la voluntad de todos los partidos es conseguir un texto que logre la unanimidad de la Cámara, durante el trámite parlamentario deberán producirse cambios sustanciales para alcanzar este objetivo.

La polémica se centra en el número de trabajadores y en su proceso de selección. El texto aprobado ayer exonera a aquellos que ya «superaron pruebas selectivas en el proceso» de repetirlas de nuevo. Esta medida afectaría al menos a 750 ex trabajadores que accedieron a RTVV a través de un concurso público. El síndic de Podemos, Antonio Montiel, admitió que se trata de una cifra que se parece mucho a la recomendación que hizo el consejo de expertos universitarios para conformar una nueva televisión. Sin embargo, insistió que la decisión final corresponderá al consejo rector y a la dirección, que será la que haga el diseño empresarial de la parrilla y de la plantilla necesaria.

El diputado popular, Jorge Bellver, exigió que la norma cuente con los informes favorables de la Abogacía de la Generalitat, el Consell Jurídic Consultiu (CJC) y el Comité Económico y Social (CES).

Por su parte, el diputado de C’s Antonio Subiela, justificó la abstención de su grupo en las dudas que suscita el proceso de selección de trabajadores. Explicó que todos deben pasar las mismas pruebas, puesto que se trata de abrir un nuevo ente público y reabrir el que se cerró. Acepta que se valore la experiencia anterior, pero advirtió de que la fórmula elegida podría provocar que los extrabajadores denuncien, se tengan que readmitir a todos y pagar salarios de tramitación e indemnizaciones.

Ni Compromís ni el PSPV parecen contemplar esta posibilidad. La diputada socialista Rosa Peris aseguró que el texto garantiza evitar la manipulación y el portavoz de Compromís, Fran Ferri, se mostró confiado en que antes de que finalice el año los valencianos contarán con una nueva RTVV.

Intervención del Consell

El portavoz del Comité de Empresa, Albert Vicent, admitió que la base de partida de la ley es positiva, pero pidió al Consell que se siente con quienes pueden presentarlas y busque una salida para que el modelo de RTVV pactado en Les Corts evite los tribunales.

La CGT mantiene todavía su demanda abierta y podría añadir la causa de continuidad de empresas. Desde este sindicato advirtieron de que la nulidad costaría 200 millones al Consell.