La recaudación tributaria crece un 10 por ciento en la Comunitat hasta noviembre

El impuesto sobre la renta de los no residentes es el que más aumenta, con un 27,2 por ciento

El IRPF muestra también un buen comportamiento con un incremento del 19,8 por ciento
El IRPF muestra también un buen comportamiento con un incremento del 19,8 por ciento

La recaudación tributaria en la Comunitat Valenciana creció un 10,2 por ciento entre enero y noviembre del año pasado, lo cual indica que la región sigue en la senda de crecimiento iniciada hace un par de ejercicios. El impuesto que aumenta de mayor manera es IRNR, es decir, el que graba las rentas de los no residentes en el país. Este se incrementó en un 27,2 por ciento en el periodo concretado con respecto a los mismos meses de 2014. En concretó la recaudación pasó de 64 millones a 81,5.

El IRPF, el impuesto sobre la renta de las personas físicas, es el segundo que más creció, con un 19,8 por ciento. Esta tasa, relacionada directamente con las personas que se encuentran trabajando, demuestra la repercusión sobre los impuestos de la disminución del paro en la región. Los ingresos por IRPF aumentaron desde los 3,9 millones de 2014 a los 4,7 del año pasado.

El tributo sobre el tráfico exterior aumentó un 17 por ciento, algo que también tiene sentido si se observa el espectacular incremento de las exportaciones de la Comunitat Valenciana. El impuesto sobre sociedades se incrementó un once por ciento, demostrando que el número de compañías valencianas va en aumento, así como su facturación.

El que muestra un peor comportamiento es el IVA, una tasa relacionada directamente con el consumo de una región, y que en la Comunitat solo creció un uno por ciento.

Las perspectivas para este año son positivas, puesto que desde la Generalitat y desde el Gobierno central se prevé que los ingresos tributarios se sigan incrementando. De hecho, por esta misma razón, desde la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico han repetido en varias ocasiones que no se prevé realizar ningún aumento de impuestos.

No obstante, el conseller del ramo, Vicent Soler, sí explicó durante la presentación de los Presupuestos para este año que, en todo caso, se podrían crear nuevas tasas de carácter educativo, como por ejemplo impuestos medioambientales para conseguir una mayor concienciación ecológica.

Por otra parte, y para mejorar la gestión de estos ingresos procedentes de los impuestos, Soler y todo su Departamento trabajan en la puesta en marcha de la Agencia Tributaria valenciana, que pretende manejar estos tributos de forma más eficaz.

Una de las primeras tareas que llevará acabo es recuperar la recaudación de ciertos impuestos propios que hasta ahora efectuaba la Agencia tributaria estatal y por la que la Generalitat pagaba 2,5 millones anuales.