Las bases de Compromís decidirán si se unen con Podemos para las Generales

El portavoz del partido de Pablo Iglesias en la Comunitat, Antonio Montiel, se compromete a firmar ante notario la creación de un grupo parlamentario propio en el Congreso

La Ejecutiva de Compromís fue incapaz de llegar a un acuerdo en su reunión del martes por la noche
La Ejecutiva de Compromís fue incapaz de llegar a un acuerdo en su reunión del martes por la noche

Ante la falta de acuerdo en el ejecutiva de Compromís sobre si esta formación debe acudir a las Elecciones Generales en coalición con Podemos, deberán ser las bases del partido las que decidan. Así lo explicó ayer el secretario general de El Bloc (una de las facciones de Compromís), Enric Morera, quien aclaró que primero se debatirá en las asambleas que se celebren la semana que viene y posteriormente con un Consell general el próximo 31 de octubre.

En su opinión, «hay tiempo suficiente para tomar una decisión muy democrática y muy participativa», ya que hasta el 6 de noviembre no hay que comunicar las coaliciones a las juntas electorales. Además, se mostró convencido de que habrá un pacto, que emanará ahora de las bases y no de la ejecutiva.

El Consell general de Compromís, el máximo órgano entre congresos de la coalición, cuenta en la actualidad con más de 500 miembros, ya que ahora participan directamente los alcaldes de la formación, y tendrá que decidir sobre las propuestas de ir a las elecciones con su marca propia, o con una fórmula de cooperación con Podemos.

Morera resaltó que, dado que en el seno de Compromís no hay acuerdo de cómo afrontar estas elecciones, ya que hay una propuesta de Iniciativa, una del Bloc, una de Gent de Compromís y una de Els Verds, «lo más sensato» es que sean las bases las que adopten la decisión final.

El pasado mes de septiembre, el 75 por ciento de El Bloc, la facción mayoritaria de Compromís, votó en contra de una alianza con el partido de Pablo Iglesias, aunque la lideresa de Compromís, Mónica Oltra, se sigue mostrando favorable a dicha coalición.

El enfrentamiento entre Morera y Oltra se hizo ayer de nuevo evidente. La también vicepresidenta del Consell le recordó a su compañero de partido que para que el Consejo tome una decisión, primero se debe llegar a un acuerdo en la ejecutiva y afirmó que Morera lo sabe porque «es muy solvente a la hora de saberse las normas».

Por su parte, el representante de Podemos en la Comunitat sigue haciendo todo lo posible para que se fragüe la alianza. Ayer se comprometió a firmar ante notario el compromiso de constituir un grupo parlamentario propio en el caso de que finalmente Compromís se uniera a esta formación. De esta forma la facción valenciana no quedaría diluida en un partido de orden nacional, principal argumento en contra de los detractores de esta unión.

Además, en el caso de que por algún impedimento técnico jurídico no se pudiera configurar ese grupo en las primeras semanas de la legislatura, se podría crear de forma transitoria un subgrupo que garantizaría los tiempos de intervención y la visibilidad.