Las caídas, golpes y sobreesfuerzos: los accidentes más comunes entre los profesores

Los lunes acumulan la mayor tasa de siniestralidad

Un profesor recoge los trabajos de sus alumnos
Un profesor recoge los trabajos de sus alumnos

Los lunes acumulan la mayor tasa de siniestralidad

Los tipos de accidentes más frecuentes entre los profesores universitarios y no universitarios son caídas, golpes y sobreesfuerzos, mientras que los daños más reiterados son traumatismos y dolores de origen musculo-esquelético.

Estas son las conclusiones a las que ha llegado la Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (INVASSAT), la Universidad de Valencia, la Universidad Politécnica, la Universidad Católica San Vicente Martir y la mutua umivale, quienes juntos han editado el estudio «Análisis de los accidentes de trabajo en personal docente universitario y no universitario de la provincia de Valencia».

Los resultados también determinan que los accidentes se producen en mayor medida en el lugar de trabajo, así como que los lunes acumulan la mayor tasa de siniestralidad, disminuyendo progresivamente a lo largo de la semana y que el horario en el que se producen más accidentes son la primera y la última hora de la jornada.

El estudio, con una muestra analizada de 1.595 personas que trabajan en el sector docente de la provincia de Valencia, también revela que el 41,6 por ciento de las contingencias declaradas fueron con baja, con una duración media de 19,54 días, y los procesos traumáticos entre los profesionales mayor cualificados las bajas más frecuentes. De igual modo, identifica una mayor siniestralidad entre el personal docente no universitario de sexo masculino.

Diferencias entre personal universitario y no universitario

El análisis destaca que los docentes de mayor edad se concentran en las universidades (47 años frente a los 44 del personal no universitario) y que en la universidad los accidentes generan pocas bajas (32.4 por ciento) con una duración baja (13.58 días) mientras que entre el personal no universitario existe un alto porcentaje de bajas (93.06 por ciento) con una duración elevada (51.68 días).

Entre las causas destacan los accidentes de tráfico entre el personal universitario (con un 39,05 por ciento frente un 20,41 por ciento entre los docentes no universitarios) y los accidentes oculares entre los docentes universitarios (2.91 por ciento) mientras que los problemas de la voz son comunes entre los no universitarios (3.67 por ciento).

Por género el estudio identifica que los hombres presentan un mayor porcentaje de bajas y de mayor duración (55 días frente a los cerca de 42 que presentan las mujeres) y que son los varones quienes mayor número de accidentes de tráfico sufren (38 por ciento frente al 28 por ciento de mujeres). Respecto al dato de accidentes de tráfico identifica al personal más joven y de menor antigüedad como el colectivo más vulnerable a sufrir este tipo de accidentes.