Levante e Información logran licencia de TDT local en todas las comarcas

La Mesa de Contratación resolvió el concurso en junio, cuando Alberto Fabra aún era presidente

Presidencia de la Generalitat asumirá las propuestas de adjudicación de las licencias de TDT local que la Mesa de Contratación remitió el 23 de junio de 2015 al entonces presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. El documento con los resultados y con el informe técnico se entregó cinco días antes de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tomase posesión. De hecho, Fabra nunca llegó a firmar la resolución.

El concurso de adjudicación de 14 demarcaciones tiene un claro ganador. El grupo al que pertenecen las cabeceras del diario Levante e Información. Editorial Prensa Valencia S.A. (Levante) está presente en ocho zonas (Alzira, Ontinyent- Xàtiva, Sagunt, Torrent, Valencia, Castellón, Morella y Vinaròs). En siete de ellas obtuvo la máxima puntuación.

En el resto, (Alicante, Alcoy, Benidorm, Elda, Elx y Orihuela- Torrevieja), Editorial Prensa Alicantina SL (Información) quedó en primera posición.

Desde que el equipo de Puig entró en la Generalitat, la secretaría autonómica de Comunicación ha estado buscando la manera de paralizar este proceso, según aseguran fuentes de Presidencia. No sabían que se había producido esta adjudicación y querían comenzar desde cero y con criterios actualizados. Sin embargo, un informe de la Abogacía recomienda que no lo hagan, puesto que las empresas beneficiarias podrían pedirle responsabilidades patrimoniales y reclamar el lucro cesante.

El resultado de esta adjudicación es muy distinta a la resultante en 2006, debido a que en lugar de encargarse la baremación de los candidatos a una empresa privada se hizo a una mesa técnica compuesta por funcionarios. El cambio vino motivado por sentencia judicial.

Desde Presidencia sostienen que en los próximos dos meses estudiarán si las empresas ganadoras siguen cumpliendo los requisitos legales. De no ser así, llamarán a la siguiente en la lista y en ningún caso prevén la convocatoria de un nuevo proceso, ya que hay reservas.

Lamentan que durante todo este tiempo se haya descuidado el espacio televisivo destinado para la información y los contenidos locales. Estas emisiones se encontraban en un «limbo legal» y no podían ser sancionadas. A partir de ahora vigilarán los contenidos.