Los bares piden que las licencias para las terrazas sean por metros y no por mesas

Los hosteleros creen que la norma actual es obsoleta y no beneficia al sector

El Ayuntamiento de Valencia debería ser más flexible en cuanto a la ordenanza que regula las terrazas, según los empresarios
El Ayuntamiento de Valencia debería ser más flexible en cuanto a la ordenanza que regula las terrazas, según los empresarios

Los hosteleros y el Ayuntamiento de Valencia podrían haber llegado a un acuerdo acerca de la enésima reforma de la ordenanza que regula la ocupación del espacio público. Si hace unos días el Consistorio apuntaba la posibilidad de delimitar -mediante rayas pintadas en el suelo- la zona exacta donde instalar las mesas y sillas en las terrazas del bario de El Carmen, ayer, desde la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), iban más allá en las reivindicaciones y exigían un cambio en la «obsoleta norma» para que en lugar de concederse los permisos teniendo en cuenta el mobiliario que se vaya a utilizar, las licencias se otorguen atendiendo a los metros cuadrados que se ocupen.

En este sentido, explicaron que «no es lo mismo una terraza de verano, que de invierno; un servicio de día o de noche; o una heladería que un bar». Por ello instaron al Gobierno de Rita Barberá a ser «más flexible» y atienda a las reivindicaciones que podrían darles el respiro que aseguran necesitar en estos tiempos de crisis.

Y es que, según denuncian, se siguen viviendo situaciones de otro siglo que en nada benefician a los negocios. «Cosas tan peregrinas como la de no poder juntar mesas en una terraza si el grupo de comensales es más grande. Las mesas y las sillas, según la ordenanza, deben estar colocadas de tal manera y su distribución es invariable».

Esperan que además de este punto, se debatan aspectos como la decoración e iluminación de las terrazas y la nueva norma se adapte también a los tiempos que corren. «Perseguimos la modernización estética de la ciudad, y hasta ahora no se ha conseguido».

No obstante, los hosteleros son optimistas respecto a sus posibilidades. «El proceso negociador con la nueva Concejalía de Coordinación Jurídica que dirige Félix Crespo está yendo bien».

«Solución rápida»

Y mientras piden a la Administración local la modificación de la norma, se reúnen con la oposición para hablar de la «preocupante situación actual» que atraviesa el sector. Por ello el presidente de la FEHV, Manuel Espinar, reclamó políticas turísticas basadas en criterios profesionales, una mayor coordinación público-privada y acometer el debate sobre las marcas turísticas.

Espinar se reunió ayer con el portavoz del grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig, analizaron el contexto de «incertidumbre» por la evolución económica, fundamentalmente del turismo, y reflexionaron sobre cuáles deben ser las prioridades de este sector.

Para el presidente de los hosteleros, el turismo en Valencia necesita «una solución rápida».