Los menores del centro de Segorbe se rebelan y piden regresar con las monjas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los 18 niños y jóvenes que el pasado día 16 fueron trasladados del centro de menores Nuestra Señora de la Resurrección de Segorbe debido a la sospecha de irregularidades, presuntos abusos e instalaciones deficientes, se rebelaron la tarde del jueves y se negaron a regresar a sus nuevos hogares.

El incidente tuvo lugar sobre las siete de la tarde, cuando, tras asistir a clase, los pequeños subieron al autobús que les había de llevar de vuelta al centro e Nules y a otros dos de Castellón donde viven desde el que de Segorbe fuera clausurado por orden de la Generalitat.

En ese momento, un pequeño motín comenzó a gestarse y los menores empezaron a gritar que querían volver con las hermanas Terciarias Capuchinas. La situación llegó a ser tan tensa que la cuidadora se vio obligada a llamar a la Guardia Civil a fin de que el altercado no fuera a más. Finalmente, el autobús continuó su ruta habitual y los niños descansaron en los centros asignados por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que dirige Mónica Oltra.

El jueves, la dirección del centro anunciaba su intención de interponer cuatro denuncias contra Oltra por vulnerar los derechos al honor, la intimidad y la propia imagen del centro con sus declaraciones públicas en Les Corts; por intromisión en el derecho al honor y el buen nombre de los trabajadores; un contencioso-administrativo por el cierre del centro y un procedimiento civil para pedir el regreso de los niños al colegio.