Margallo insta a «dejar espacios de recaudación propios» a las regiones

García Margallo llegó acompañado de Rita Barberá, José Císcar y Paula Sánchez de León
García Margallo llegó acompañado de Rita Barberá, José Císcar y Paula Sánchez de León

La solución al injusto sistema de financiación autonómico no es que el Estado realice más transferencias a las Comunidades Autónomas, sino que a estas se les dejen «más espacios de recaudación propios». Así lo aseguró ayer el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en la clausura de la presentación de las conclusiones del proyecto cameral «Espacio Económico del Mediterráneo Español».

Reconoció que el asunto de la financiación autonómica ha estado «mal resuelto desde el principio» y que la Comunitat Valenciana sale mal parada al no reconocerse su población real y asumió que el actual sistema fiscal no responde «en nada» a las necesidades actuales del país, por lo que es necesaria una reforma «radical» del modelo fiscal.

Margallo respondía así en cierta forma a una petición realizada previamente por el vicepresidente del Consell, José Císcar, también presente en el acto, y que durante su intervención solicitó al ministro que, dada su especial relación con Valencia, colabore de forma estrecha en la reforma de un modelo que «nos discrimina, es injusto y nos penaliza».

No obstante, Margallo no quiso dejar pasar la oportunidad de recordar que el Gobierno de Mariano Rajoy ha salvado a muchas autonomías -entre ellas la Valenciana- al prestarles dinero para hacer frente a las denominadas «facturas en los cajones».

«Posiciones localistas»

Por su parte, los representantes de las Cámaras de Comercio del Mediterráneo -Cataluña, la Comunitat Valenciana, Murcia, Andalucía y las Islas Baleares- quisieron transmitir a través del representante valenciano, José Vicente Morata, que las «posiciones localistas» y «reivindicaciones insolidarias» provocan un «deterioro del mercado único nacional».

Desde el punto de vista de estas Cámaras, es momento de defender el denominado Espacio Económico del Mediterráneo Español, el verdadero pilar en el que se debe sustentar la salida de la crisis del país. Estos empresarios consideran que «el Estado es la fuente y la solución de los déficits de las regiones», más allá de las fronteras territoriales.