Marina d’Or reclama a la Generalitat 600 millones

La anulación del PAI que contemplaba la construcción de un campo de golf y un residencial ha sido demandada ante el Tribunal Superior de Justicia

El grupo Marina d’Or presentó ayer una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia valenciano para reclamar al Consell una indemnización de 600 millones de euros tras la anulación del PAI que contemplaba la construcción de un campo de golf y una zona residencial en los términos de Oropesa y Cabanes.

Desde la empresa se explicó que esta decisión atañe a una medida tomada por el entonces Gobierno valenciano que presidía el PP y aseguraron esperar que la justicia siga su curso y decida.

El PAI contemplaba la construcción de una gran zona residencial con unas 35.000 viviendas, una pista de esquí artificial, hoteles de lujo, un lago artificial y tres campos de golf sobre una superficie de 18 millones de metros cuadrados.

Sin embargo, tras un largo litigio en los tribunales, finalmente el Tribunal Supremo confirmó la anulación del PAI en 2016 al considerarlo «nulo de pleno derecho» al no contar con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) acorde con la normativa estatal.

La decisión judicial truncó la voluntad de la empresa de expandirse urbanísticamente en esa zona y ahora se reclama una indemnización millonaria por entender que fue responsabilidad del Gobierno valenciano el hecho de que no prosperara ese plan urbanístico.