Comunidad Valenciana

Puig pide a Sánchez un Consejo de Ministros en Alicante

El candidato socialista a la Moncloa celebra en Mislata un acto el segundo día de campaña y llama a la movilización del voto socialista como «único voto útil» el próximo domingo

El presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, pidió ayer al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que si gana las elecciones del 10 de noviembre celebre un Consejo de Ministros en Alicante en recuerdo de los centenares de miles de personas que, hace 80 años, salieron al exilio desde el puerto de esa ciudad.

Publicidad

Puig realizó esta petición en un mitin celebrado en el polideportivo de Mislata, en el que intervino el presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

El jefe del Consell agradeció a Sánchez que un Gobierno en funciones haya tomado la decisión de «echar al dictador de donde no merecía estar», en lo que consideró un «acto de justicia y dignidad».

Sobre el PP, Puig indicó que, después de «ganar elecciones con trampas al estar drogados por la corrupción» ahora se les han visto sus verdaderas intenciones: «quieren que no vote la gente, porque si vota pierden».

El presidente de la Generalitat aseguró que Sánchez «va a cumplir con la financiación de los valencianos porque tiene palabra y ya lo ha hecho», al recordar que los mejores presupuestos de España los presentó el gobierno socialista para 2019, unas cuentas que «beneficiaban a la Comunitat Valenciana pero fueron arrinconados por lo que ahora dicen defender la Comunitat».

Publicidad

Recordó que en las últimas elecciones el partido socialista fue la primera fuerza política en la Comunitat Valenciana después de 30 años de dominio del PP, y que para continuar con la línea de progreso «no hay alternativa mejor que un gobierno socialista aliado».

Aislar a la ultraderecha

Publicidad

Por su parte, Sánchez señaló que a la ultraderecha se la vence «aislándola» y defendiendo los valores democráticos, y advirtió de que Vox anda «con el pecho henchido» porque ha unido su destino «a la derecha».

Quiso trasladar esta «reflexión» para dejar claro que la única forma de vencer a la ultraderecha es defendiendo los principios democráticos, «condenando el franquismo, el machismo, la xenofobia y su banalización de la violencia de género».

«Todos contra el PSOE y el PSOE contra el bloqueo de todos, de eso va esta campaña», dijo el candidato socialista. En el pabellón El Qint y ante 2.000 asistentes, Sánchez insistió en que la derecha y la ultraderecha quieren «frenar» al PSOE para que haya un gobierno débil, pero también en esa tesitura andan los independentistas y la «pretendida izquierda».

El candidato socialista ofreció el PSOE como «el único voto útil» y dio una «mala noticia» a la derecha, «empeñada en una campaña de desmovilizar a la izquierda». A ella le dijo que «la España progresista, va a votar el 10N y va votar al PSOE».

Pero también dio una «buena noticia para España» que gracias a ese «voto masivo» podrá ponerse en marcha para avanzar en justicia social, convivencia y limpieza.