Puig y Bonig abren una etapa de entendimiento con la financiación

Mantienen una reunión de una hora de duración en la que también hablaron de agua, empleo y educación

Bonig le recordó a Puig que el documento de pacto de Gobierno que maneja el PSOE no prevé cambiar el modelo de financiación hasta 2017
Bonig le recordó a Puig que el documento de pacto de Gobierno que maneja el PSOE no prevé cambiar el modelo de financiación hasta 2017

Mantienen una reunión de una hora de duración en la que también hablaron de agua, empleo y educación.

«Hay muy buen ‘feeling’», admitía ayer la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, tras salir de la reunión mantenida con el jefe del Consell, Ximo Puig. El encuentro fue muy positivo para ambos, tal y como evidenció Bonig y confirmaban posteriormente desde la Generalitat.

Los dos partidos están dispuestos a llegar a grandes acuerdos y aunque el pacto de Gobierno no está en cuestión, «es normal ahora, pero demos tiempo al tiempo», aseguró Bonig. La popular quiso dejar muy claro que el PP estará siempre dispuesto a que Puig se deshaga de Compromís y de Podemos para que «deje de gobernar maniatado».

La líder popular solicitó la mañana de ayer ver al presidente como condición necesaria para que los diputados y senadores populares acudiesen a una convocatoria realizada por Puig a todos los diputados y senadores valencianos para pedirles que actúen como una sola voz en materia de financiación autonómica.

El jefe del Consell encontró rápidamente hueco en su agenda y abrió las puertas del Palau para Bonig, quien recordó que el PP siempre ha considerado que el asunto de la financiación debe estar por encima de intereses partidistas. «El PP un partido es constructivo».

Incidió en que el pasado mes de septiembre remitió una carta a Puig en la que le ofrecía cerrar un pacto para defender el cambio de modelo «gobernase quien gobernase» a partir de enero.

Bonig le solicitó la necesidad de crear una comisión para saber en qué punto se encuentran las negociaciones con el Gobierno central - a día de hoy inexistentes porque está en funciones- y también si se hace frente común con otras autonomías.

La popular aprovechó para extender este acuerdo a asuntos capitales como el agua, las infraestructuras, el empleo o la educación, «para evitar el sectarismo».

Al parecer Puig mostró especial interés en los asuntos relacionados con la economía. Reconoció a Bonig que deben cerrar un acuerdo conjunto para conseguir que los inversores vean la Comunitat como un territorio en el que se pueden realizar proyectos con seguridad jurídica.

¿Y los 1.300 millones para 2016?

Bonig le recordó a Puig que el documento de pacto de Gobierno que maneja el PSOE no prevé cambiar el modelo de financiación hasta 2017. Le preguntó de dónde obtendrán los 1.300 millones que el Consell previó en los Presupuestos de 2016 a cuenta del cambio de modelo. «Sabe que habrá que arbitrar mecanismos»