Política

Que limpie la lista del Parlamento ya

La Razón
La RazónLa Razón

Los grupos de la oposición en Les Corts Valencianes aprovecharon la celebración del pleno del Parlamento para comentar sus pareceres sobre la declaración de Alberto Fabra esa misma mañana en Canal Nou.

La manisfestación del presidente de la Generalitat, auspiciada con repreguntas, sobre la composición de las futuras listas electorales del PP en las elecciones autonómicas de 2015, dio mucho juego a los portavoces parlamentarios.

Tanto Rafael Rubio (PSPV) como Marga Sanz (EU) y Enric Morera (Compromís), pidieron al presidente que «limpiara» sus listas ya mismo, expulsando del grupo popular en el Parlamento a los diputados que estaban imputados.

Parece ser que los diputados de la oposición, absortos en el prolijo debate parlamentario, no atendieron a las propias explicaciones que el presidente Fabra dio para manifestar que no era posible lo que ellos pedían.

Por una parte, dijo Fabra que el escaño parlamentario no pertenecía a él, ni siquiera al partido, sino que era personal de cada diputado, independientemente de la adscripción con la que concurrió a las elecciones, o la que más tarde quisiera mantener el cargo electo.

Por otra parte, también manifestó el titular del Ejecutivo que la decisión de abandonar el escaño era irreversible y que podía suponer una forma de prejuzgar la inocencia o culpabilidad de la persona imputada.

Es decir, que unir la imputación a la dimisión del escaño podía tener efectos negativos en el caso de que el juez acabara no viendo indicios de delitos.

Recientemente, ha habido varios episodios en los que el juez no ha visto indicios de delito (denuncia a Ricardo Costa por el exchófer de Lubasa), o en los que requerido el TSJ por otro tribunal por atender a imputaciones de aforados, no ha considerado que fueran tales, como es el caso del Rita Barberá y Francisco Camps en el caso Noos, en el que el TSJ los ha exonerado de responsabilidad.

En cualquier caso, la oposición estiró el argumento y pidió por enésima vez al presidente Fabra que apartara a los diputados con causa pendiente del grupo popular, algo que haría tambalear la mayoría del PP en Les Corts Valencianes, como bien sabe la oposición.