Rajoy afirma que el PP-CV será el partido más votado el 20-D

El presidente del Gobierno visita las localidades de Finestrat y Calpe y espolea al partido

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, espoleó ayer a los dirigentes, militantes y simpatizantes del PP valenciano ante el reto del 20 de diciembre y les aseguró que en esos comicios seguirán siendo el partido más votado en la Comunitat y en España.

Rajoy presidió en Finestrat (Alicante) un acto del PP junto a la presidenta del partido , Isabel Bonig. Este acto fue el último antes de convocar mañana los comicios generales. El PP otorga una gran relevancia a los resultados que obtenga en la Comunitat Valenciana, pretende volcarse en ella y, de hecho, la de ayer fue la segunda vez en este mes que Rajoy visita la región. El anterior fue el 3 de octubre en Valencia para encabezar un acto del PP.

El jefe del Ejecutivo agradeció la coherencia de los dirigentes del PP valenciano y recalcó que ellos y todos los responsables del partido van a «dar la batalla» y la van a ganar.

Sí reconoció que al PP le ha tocado gestionar la etapa más difícil debido a la crisis económica y que, en concreto, al expresidente de la Generalitat Alberto Fabra (presente en el acto) le ha tocado «bailar con la más fea». Pero recalcó que el PP sigue siendo la primera fuerza política en España y en la Comunitat Valenciana porque así lo reflejan los resultados de las últimas convocatorias electorales que ha habido, los comicios europeos, los municipales y los autonómicos.

«Luego han venido los pactos, acuerdos y chapuzas», lamentó en referencia a las alianzas entre partidos de izquierda que han impedido que el PP gobernara en municipios y comunidades donde había sido el más votado.

Rajoy recordó que la Comunidad Valenciana va a ser la segunda que tendrá conectadas todas sus capitales de provincia por alta velocidad ferroviaria, ya que próximamente llegará a Castellón y Elche antes de que lo haga a Murcia.

También ha garantizado que el Gobierno seguirá trabajando en favor del Corredor del Mediterráneo y buscando un proyecto integral del agua.

Por su parte, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, acusó al presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, y a su Consell de «no parar de llorar y lamentarse» y afirmó que ocupa ese cargo para actuar, por lo que si «no sabe o no puede, que se marche» porque, según la popular «la política es convicción, responsabilidad y actuar y priorizar, y no llantos porque éstos no crean empleo y no generan ilusión».

Bonig también dijo que Puig es el presidente «con el peor resultado del PSOE y ha sido elegido por el pacto de perdedores».

También intervino en el acto el presidente provincial del PP de Alicante, José Císcar, que acusó al Consell valenciano, formado por el PSPV-PSOE y Compromís, de «soñar» con integrar a la Comunitat Valenciana en los denominados Países Catalanes.

«Sueñan con integrar a la Comunitat con una hipotética Cataluña independiente en esa entelequia que algunos llaman Países Catalanes». Para Císcar, «el bipartito que con el mando a distancia de Podemos gobierna» también tiene entre sus objetivos «eliminar las provincias», lo que se demuestra porque ahora tratan de «suprimir las instituciones que mejor funcionan: las diputaciones».

Tras el acto, el presidente del Gobierno paseó por Finestrat y colaboró en la elaboración de una paella. a continuación, marchó a Calpe para participar en las fiestas de Moros y Cristianos de la mano de su alcalde, César Sánchez.