Rajoy pide sumar las fuerzas de los moderados en el Partido Popular

«Salgo de Valencia con la moral por los aires», señaló el presidente al finalizar su intervención

Mriano Rajoy durante un momento de su intervención en el mitin de cierre de campaña en Valencia
Mriano Rajoy durante un momento de su intervención en el mitin de cierre de campaña en Valencia

El presidente del Partido Popular Mariano Rajoy, solicitó ayer a todos los ciudadanos «moderados» que sumen sus fuerzas a la hora de decidir su voto «para que gobierno el PP» a partir del próximo lunes. «Somos el único partido que tiene como objetivo crear empleo, revalorizar las pensiones, mejorar la financiación autonómica y apoyar a las Fuerzas de Seguridad del Estado y al Ejército en la lucha contra el terrorismo internacional».

El presidente del Gobierno en funciones cerró ayer en el Parque de Cabecera de la ciudad del Turia los grandes actos de la campaña electoral desarrollada por su partido en la Comunitat Valencia. Arropado por más de tres mil militantes y acompañado por la presidenta regional, Isabel Bonig la candidata al Congreso, Elena Bastidas, los presidentes provinciales, así como la secretaria general, Eva Ortíz y el diputado en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, el candidato a la presidencia del Gobierno de España recibió un baño de multitudes y fue jaleado en diferentes momentos de su intervención por un público entregado tras el discurso de Isabel Bonig.

Mariano Rajoy hizo un balance de sus cuatro años de Gobierno. «Cuando llegamos a la Moncloa nos encontramos un país a punto de tener que ser rescatado por la Unión Europea y con 1.470 españoles que perdían su trabajo cada día. Hoy no existe desequilibrio económico en nuestro país y 1.500 ciudadanos encuentran empleo cada jornada». El líder popular manifestó que lo que ha hecho su partido en los últimos cuatro años sí que puede considerarse «un cambio».

En su intervención Rajoy pidió un Gobierno fuerte y responsable y señaló, parafraseando a Isabel Bonig, que «con lo importante no se juega». El presidente criticó la actitud de las coaliciones de izquierda que, según dijo no «tienen experiencia» y supondría «tener un ejecutivo «en prácticas».

«Lo que se juega -manifestó- es el modelo en el que creemos una mayoría de los españoles, el que representa la Constitución, con valores y principios propios de las sociedades occidentales. Y la otra, cuyos principios económicos nos llevarán a la ruina».

En un vehemente discurso, la presidenta regional, Isabel Bonig, criticó la postura victimista del Gobierno «a la valenciana» y de sus programas, al tiempo que alabó la labor desarrolla por el PP en la Comunitat. «Nuestro proyecto es mejor cultural, social, económica y moralmente». Y añadió que en estas elecciones «hay que elegir entre una economía de libre mercado o un comunismo rancio y sectario, que quiere tanto a los pobres que los multiplica cuando gobierna».