Política

Un desprendimiento junto a la central de Cortes de Pallás deja incomunicado al pueblo

Un desprendimiento de tierras ocurrido anoche junto a la central eléctrica de Iberdrola en Cortes de Pallás (Valencia) ha cortado la carretera comarcal de acceso al municipio y ha causado heridas leves al vigilante de la central, de la que fueron evacuados los 70 trabajadores que había en ese momento.

El aviso del suceso se recibió a las 20.02 horas de ayer y se localizó en las proximidades de la carretera comarcal CV-428, que discurre muy próxima a una central eléctrica de Iberdrola sobre el río Júcar, mientras que el servicio se dio por terminado a las 3.46 horas.

Fuentes de Iberdrola han indicado a EFE que el desprendimiento se produjo en el camino de acceso a la central eléctrica, no en el interior del túnel, y que no ha afectado a las instalaciones, donde había en ese momento 70 trabajadores que fueron luego evacuados, entre ellos el vigilante del recinto, que resultó herido leve.

La central eléctrica no está en funcionamiento hoy "por prudencia", a la espera que se que lleven a cabo las comprobaciones oportunas, según un portavoz de Iberdrola, que ha indicado que se desconocen las causas del desprendimiento, aunque ha precisado que hace años que no se ha realizado obra civil en esa zona.

El alcalde de la localidad, Alberto Enrique Sáez, ha explicado a EFE que la carretera comarcal que da acceso a la población "probablemente haya desaparecido", ya que ha caído sobre ella "una montaña"y la cantidad de escombros es "inmensa".

Por ello, ha explicado que se han habilitado vías de acceso alternativas en pistas forestales para que los vecinos puedan salir y entrar, mientras que las tareas de desescombro no comenzarán hasta que haya estudios técnicos que garanticen que es seguro actuar en la zona y que no va a haber nuevos desprendimientos.

"Hasta entonces, es una temeridad trasladar maquinaria pesada y que se pueda causar un daño mayor", ha afirmado el alcalde, quien ha expresado su temor de que "tardarán"esos informes en los que han empezado a trabajar los técnicos de conservación de la Diputación de Valencia, ya que hay que hacer mediciones, estudios de la zona y otras acciones.

El alcalde ha afirmado que por el momento se desconoce el motivo del desprendimiento, que se ha producido en una zona donde "ha llovido mucho en los últimos tiempos"y donde desde 2007 se han llevado a cabo las obras para construir la mayor central hidroeléctrica de bombeo de Europa.

Hasta la zona se desplazaron anoche bomberos de Cofrentes, Ayora, Chiva, Requena, Torrent y Xàtiva, así como la brigada de la Diputación de Cortes de Pallás y varias unidades caninas de rescate, además de la Guardia Civil y una unidad preventiva del Servicio Médico de Atención Urgente.

El desprendimiento, según el Consorcio de bomberos, ha afectado a un túnel de la compañía eléctrica y, según el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, a unos 40 metros de la carretera comarcal.

Un helicóptero de coordinación y rescate del Centro de Emergencias de la Generalitat ha efectuado a primera hora de hoy un vuelo de reconocimiento por la zona afectada y permanecerá en ella por si se requiriera realizar algún tipo de traslado sanitario urgente.

También una Brigada de Emergencia de la Generalitat se ha desplazado, de forma preventiva, esta mañana al lugar del deslizamiento de tierra y rocas.

El conseller Luis Santamaría ha agradecido el trabajo del Consorcio de Bomberos de Valencia, Diputación, Guardia Civil, SAMU y la ONG Intervención y Ayuda en Emergencias, que desde que se recibiera el aviso del desprendimiento "han estado trabajando sin descanso hasta verificar que no había personas sepultadas".