Un ex directivo de FGV admite que le dijeron qué responder

Un exdirectivo de FGV ayer durante la Comisión de investigación
Un exdirectivo de FGV ayer durante la Comisión de investigación

El exdirector de Auditoría de la Seguridad en la Explotación de Ferrocarrils de la Generalitat, Juan José Gimeno, admitió ayer que la consultora HM&Sanchis repartió a los técnicos que comparecieron en la comisión de investigación un documento con «respuestas muy concretas a preguntas muy concretas».

Explicó que, en una primera reunión, esa empresa, presentada por la gerente de FGV como asesores de comunicación, les hizo recomendaciones formales «bastante inocuas» y «de sentido común» sobre las comparecencias en Les Corts, como los tiempos o que no cayeran en excesivos tecnicismos.

No obstante, precisó que en dos reuniones posteriores se presentaron con un documento escrito que repartieron, con conclusiones sobre las causas y determinaciones del accidente, que le dio la sensación de que eran una «recopilación» de respuestas dadas por los técnicos en reuniones anteriores.

Desveló además que no analizó ese accidente porque le dijeron «expresamente» que no lo hiciera y nombraron un instructor diferente -la asesoría jurídica-, al llevar poco tiempo en el cargo y ser un caso «extremadamente grave».

Admitió que una de las unidades siniestradas, la 3736, había descarrilado tres veces antes, dos por rotura de bandaje y una por un bache en la vía, lo cual «no guarda relación» con el accidente de 2006.

Por otra parte, el exdirector de Operaciones y de Planificación de Ferrocarrils de la Generalitat, Manuel Sansano, opinó que el libro de averías del metro accidentado en 2006, que «no se encontró», no debe contener «información relevante».