Un tren rápido para Extremadura se lleva el dinero que no hay para Benidorm

Los socialistas denuncian la baja inversión en infraestructuras en Alicante

Las obras avanzan al ritmo previsto en la estación de Alicante. La llegada del AVE está anunciada para antes de que comiencen Hogueras
Las obras avanzan al ritmo previsto en la estación de Alicante. La llegada del AVE está anunciada para antes de que comiencen Hogueras

Valencia- Cien millones se llevará la conexión entre Badajoz y Madrid. Así se lo prometió el pasado martes la ministra de Fomento, Ana Pastor, al presidente de Extremadura, José Antonio Monago. Se licitarán las obras pendientes de la actual plataforma del AVE, por donde circularán trenes a una velocidad de 200 kilómetros por hora. El tiempo de viaje se acortará en dos horas y media.

El anuncio de esta inversión es, cuanto menos, sorprendente en esta época de crisis en la que el Departamento de Pastor selecciona con máximo cuidado las obras que ejecuta.

«El problema es que el dinero para infraestructuras se da para obras en otras Comunidades», denunció ayer Herick Campos, diputado por Alicante por el PSOE en el Congreso de los Diputados. Campos plasmó en una proposición no de ley de mayo del año pasado que la inversión para Alicante prevista para 2013 suponía una reducción del 53 por ciento con respecto a 2011.

Una de las obras que Campos señala como imprescindible es la construcción de una vía de ancho internacional entre Alicante y Benidorm para que puedan circular trenes AVE.

La inminente llegada del AVE a Alicante, prevista para finales de junio, ha puesto en evidencia la falta de planificación. La única alternativa es unir la estación y Benidorm con autobuses.

La solución está prevista dentro del proyecto del Tren de la Costa. Sin embargo, tres años después de que Fomento y la Generalitat suscribiesen el primer protocolo de colaboración para su ejecución, solo se ha adjudicado un estudio de viabilidad económica. Lo hizo la Conselleria de Infraestructuras el pasado mes de marzo por valor de 95.400 euros.

El Tren de la Costa contempla la construcción o mejora del corredor ferroviario entre Alicante y Valencia. La primera fase es la comprendida entre Cullera- Gandía- Dénia. Las dos primeras localidades cuenta con una única vía, que habría que duplicar y adaptar al ancho internacional. Entre Gandía y Dénia no hay línea de ferrocarril. La segunda fase es la que afecta al tramo Alicante- Benidorm. Podrían quedar conectados por tren en 22 minutos y haría posible ofertar servicios de AVE entre la capital del turismo, Benidorm, y Madrid.