Actualidad

Valencia y su lucha contra la imagen «low cost»

La elección de la ciudad como Capital Mundial Diseño pretende convertirla en referente de la innovación

Las ideas cambian el mundo, sean grandes logros para la humanidad o pequeños cambios que nos hacen el día a día más fácil. A la mayoría de nosotros los nombres de Naoto Fukasawa, Dieter Rams, Shai Agassi, Erwan & Ronan Bouroullec, Jonathan Ive, Ron Arad, Alberto Meda o Marc Newson no nos dicen nada, pero son solo algunos de los que hacen nuestro vida más sencilla... y bonita.

Publicidad

Algunos de ellos, la élite, son considerados como verdaderas estrellas en un mundo creativo que está presente en más cosas de las que creemos. La suerte, para los de ese mundo y para los ajenos a él que quieren conocerlo, es que van a poder vivir diseño durante todo un año. Y es que Valencia ha sido elegida Capital Mundial del Diseño para 2022.

La elección podría atraer a la ciudad a unos 50.000 visitantes y generar un impacto empresarial de 29 millones de euros, según las estimaciones más optimistas del alcalde, Joan Ribó.

València Capital Mundial del Diseño celebrará durante 2022 más de un centenar de actividades con charlas, simposios o exposiciones, repartidas en el año y separadas cada mes con el diseño como hilo conductor y relacionado con materias de interés social como inmigración, perspectiva de género, sostenibilidad, música o deporte.

Entre los retos destaca convertir el diseño en un generador de marca y elemento de cohesión de la Comunitat Valenciana, para lo que incorporará a todas las ciudades, instituciones, empresas y ciudadanía en el proyecto.

Publicidad

Ayudar al desarrollo sostenible e inclusivo, generar oportunidades de negocio y que València, como referente del diseño y la innovación, perdure más allá de 2022 son otros de los objetivos de los organizadores que, además, esperan que, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, tras la finalización, «no queden solo queden cenizas», sino que la capitalidad siga teniendo su proyección.

El presupuesto del proyecto «no llega a 10 millones, uno de los más modestos», de los que entre el 40 y el 50 por ciento será financiación pública y el resto patrocinios privados, según explicó el codirector estratégico de la candidatura, Xavi Calvo.

Publicidad

Valoraciones

La noticia de la elección ha sido valorada por todas las administraciones implicadas. Así, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, considera que es una «gran oportunidad» y un reto de convertir el diseño «en lo que debe ser el aterrizaje definitivo de la economía valenciana en la nueva economía» y colaborar en la transformación del modelo económico.

Además, a su juicio, debe ser una herramienta de cohesión territorial y modernidad y que acabe de levantar la hipoteca reputacional de la Comunitat Valenciana.

Generalitat y Ayuntamiento han acordado aportar entre ambos 4,2 millones hasta 2022

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Fernando Giner, valoró que la capitalidad permite «hacer marca» y abandonar «el low cost».

La portavoz del grupo popular municipal en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, considera que «la designación como capital del diseño es una muy buena noticia para València. Somos capital de la música, de la cultura, de la vanguardia, del arte y ahora del diseño. Hay que felicitar a todos los creadores y diseñadores valencianos porque la ciudad va a convertirse en referente mundial del diseño».

Publicidad

Sin embargo, opina que esta capitalidad tiene que ir más allá del evento puntual y que el Ayuntamiento tiene que trabajar para que aprovechar esta oportunidad que se nos brinda, para de nuevo, proyectar la imagen de la ciudad por todo el mundo.

«El diseño valenciano marca tendencias, y alrededor de él, se está desarrollando un sector económico fuerte, generador de empleo, y que está presente en el día a día de muchas empresas. Por ello, desde el Grupo Popular vamos a apoyar esta capitalidad como siempre hacemos con cualquier acontecimiento que sea positivo para los valencianos».