2012 bate el record histórico con diez manifestaciones al día

Cifuentes cumple un año en Delegación con un 74% más de protestas

En el pasado año hubo un total de 3.419 manifestaciones sólo en Madrid, entre ellas, las de las dos huelgas generales
En el pasado año hubo un total de 3.419 manifestaciones sólo en Madrid, entre ellas, las de las dos huelgas generales

«Aún hay muchísimo por hacer y mucho que mejorar». Con esta actitud, Cristina Cifuentes resumía ayer su primer aniversario al frente de la delegación del Gobierno en Madrid. Un año lleno de mucho trabajo y no pocas tensiones. Como era de prever, el movimiento 15-M y sus derivados (25-S, Rodea el Congreso etc.) han marcado gran parte de sus desvelos nocturnos. No se puede decir que a Cifuentes no le guste conocer los problemas de primera mano. Ha ido a la Cañada Real, ha bajado a las alcantarillas de Madrid con los agentes de la unidad de Subsuelo, ha visitado las asociaciones de acogida de prostitutas y hasta ha acudido a asambleas del movimiento 15-M para conocer en persona qué se cuece en ellas; se ha reunido con asociaciones de vecinos, taxistas, joyeros y otros colectivos. A pesar de todo el trabajo que desarrollan en la calle Miguel Ángel, 25, han sido las manifestaciones –que la Delegación sólo puede modificar en recorrido o horario– la parte más visible de la Delegación. Y es que uno de los objetivos prioritarios de la institución es garantizar el libre ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas. En la Comunidad se han celebrado 3.419 manifestaciones, un 74 por ciento más que el año anterior, cuando se celebraron 1.963 concentraciones. La cifra de 2012 supone una media de casi diez manifestaciones diarias. La región fue escenario el año pasado de una media de casi 10 manifestaciones al día, siendo noviembre y diciembre los meses de mayor actividad (con 567 y 396 manifestaciones, respectivamente).

El otro objetivo prioritario de la Delegación ha sido aumentar la seguridad ciudadana. Para ello, se ha incrementado la cooperación entre todos los cuerpos policiales (el último trimestre de 2012 ha descendido casi un 1 por ciento el número de delitos y faltas) y se han modificado las estructuras de la Policía Nacional en la región para adaptarlas a las nuevas formas de delincuencia, como la creación de «Los Bronce» de la UPR. Entre otras acciones, dentro de la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado, se han realizado 76 operaciones antidroga entre Policía y Guardia Civil y se ha desarticulado a cuatro grupos organizados que estaban detrá sde las «cundas» de Embajadores, si bien es cierto que el problema aún no ha desaparecido.