Aguirre alerta de los partidos que prometen el cielo: «Traerán el infierno»

La aspirante a alcaldesa afirma que «no hay soluciones mágicas»

La candidata del PP a la Alcadía de Madrid, Esperanza Aguirre, momentos antes de su intervención en un acto de precampaña en la localidad de San Sebastián de los Reyes
La candidata del PP a la Alcadía de Madrid, Esperanza Aguirre, momentos antes de su intervención en un acto de precampaña en la localidad de San Sebastián de los Reyes

La precampaña a las elecciones de mayo no ha hecho más que arrancar, pero ya pueden identificarse los «mantras» con los que el PP aspira a ganar las elecciones. En el tándem que forman Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, la primera volvió a demostrar ayer que su función será recuperar el voto de los electores del PP desencantados y que barajan la posibilidad de dar su apoyo a partidos de reciente creación o simplemente no acudir a las urnas. Para evitar que este voto de castigo acabe beneficienado a formaciones como Podemos, Aguirre ha centrado su estrategia en este primer tramo de la carrera electoral a «desenmascararlos»: «Quien promete el cielo y la tierra suele reservarse el cielo para sí mismo y traer el infierno para los demás», dijo. Con un discurso en clave nacional, Aguirre denunció que «a Podemos le gusta que haya presos políticos», en referencia a su voto en contra de esta semana en Bruselas a la excarcelación de los políticos presos en las cárceles de Venzuela.

La presidenta del PP en Madrid admitió que comprende el «hartazgo» por los casos de corrupción y el deseo de regenerar el panorama político, pero advirió de que «de la misma manera que no hay duros a pesetas, en política no hay soluciones mágicas a los grandes problemas».

Frente a un Teatro Adolfo Marsillach de San Sebastián de los Reyes, lleno hasta rebosar, la candidata a la Alcaldía de la capital arrancó la precampaña admitiendo errores y defendiendo la política de ideología frente a los partidos transverzales, basada en principios entre los que destacó «la libertad, la ley, el Estado de derecho y el orgullo de ser español». «Eso es lo que somos y los ciudadanos tienen que saber que esos principos los vamos a defender siempre, porque son la mejor garantía para asegurar un futuro más libre y próspero», se comprometió. Aguirre volvió a insistir en la idea de que en su candidatura no habrá hueco para las «medias tintas»: «No nos vamos a presentar disfrazados ni travestidos de nada», añadió, porque los ciudadanos deben saber que el PP va a defender esos principios, que «son la mejor garantía para asegurar un futuro más libre y más próspero para todos», sentenció.

Por ello, pidió a la militancia allí congregada, entre los que había casi una veintena de alcaldes, diputados y consejeros del Gobierno regional –no así el presidente, Ignacio González, que ya anunció que no estará presente en ninguna candidatura después de que la Dirección nacional de partido le dejara fuera de la candidatura a la Comunidad– que trasladen los valores del PP más alla del auditorio en el que dieron ayer el pistoletazo de salida a las elecciones, y que lo hagan con «ilusión y coraje», y sabiendo que estas elecciones son «trascendentales».

La presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía aprovechó además el acto para presentar, uno a uno a 16 candidatos a la Alcaldía de municipios del norte de la región, de quienes destacó, en el caso de los que tratarán de revalidar el cargo, su apuesta por reducir impuestos. Aguirre quiso dedicar unas palabras de agradecimiento para el actual alcalde de San Sebastián de los Reyes, Manuel Ángel Fernández, que deja el bastón de mando tras ocho años por motivos personales. La jefa de los populares en Madrid presentó oficialmente a la candidata del PP que tomará el testigo de Manuel Ángel, la diputada y directora gerente de la Fundación Canal, Eva Tormo, que además fue asesora ejecutiva de Aguirre siendo ésta ministra de Educación y Cultura.

En este primer acto de precampaña, además de algunos de los mantras que acompañarán a Aguirre estos dos meses, se pudo conocer su lema: «Juntos por Madrid» . Los militantes que acudieron al acto llevaban además camisetas de todos los colores, desde el verde, al rojo pasando por el morado o el naranja, con los que el PP también quiere identificarse como sinónimo de diversidad y en respuesta en respuesta a las mareas de colores de los últimos años.

Un mes para la batalla de las listas

El próximo 18 de abril será la fecha límite para la presentación de las candidaturas a las elecciones del 24 de mayo. Los candidatos tendrán que negociar en las próximas semanas los nombres con los que concurrirán a los comicios, que en el caso del Ayuntamiento serán además los únicos con los que deberán formar gobierno, tras la prohibición de que cargos no electos sean concejales.En el caso del PP, es la presidenta del partido en Madrid, Esperanza Aguirre, quien tiene la competencia de elaborar las listas tanto a la Comunidad como al Ayuntamiento. No obstante, los estatutos también conceden a la Dirección Nacional el derecho a supervisar las listas; un poder al que Génova no está dispuesta a renunciar, teniendo en cuenta además la disposición de la jefa del PP en Madrid de ceder el testigo de la Presidencia del partido si logra convertirse en alcaldesa el próximo 24 de mayo. En el PP de Madrid se cuenta con que Génova quiera «meter mano» principalmente en la lista de Cifuentes, que aseguran que apenas podrá resistencia. El escenario del campo de batalla se prevé entonces en la elaboración de la lista de Aguirre al Ayuntamiento, que reclama libertad total para diseñarla, y en los cargos que ésta intente mantener en la candidatura de Cifuentes, a la Asamblea; una lista que en las pasadas elecciones de 2011 encabezaba la propia Aguirre como candidata a la Comunidad de Madrid. Una lista en la que teniendo en cuenta el equipo de campaña con el que afronta la carrera electoral, contará con los diputados más próximos a las plantas más altas de Génova y con los alcaldes de la Comunidad, muchos de ellos presentes ya en el parlamento regional, ya que su cargo es compatible con el de diputado.