Aguirre exige a Carmena que limpie Madrid de los «espumarajos»

Este martes, cuando al mediodía comenzó a llover en Madrid fueron muchos los que celebraron el cambio de temperatura y la limpieza de las calles. Por fin la lluvia se llevaría lo que el baldeo no ha conseguido. O eso creyeron. Y es que para chasco de muchos, las primeras gotas no sólo no limpiaron sino que sacaron una espuma que comenzó a brotar de las alcantarillas. La suciedad, acumulada desde hace meses, no iba a limpiarse de una tormenta para otra. Por eso ayer Esperanza Aguirre volvió a poner sobre la mesa de la alcaldesa Manuela Carmena la necesidad de limpieza que tiene Madrid. La portavoz del Grupo Municipal Popular aseguró directamente que el Ayuntamiento tiene "afán tercermundista"por "la falta de limpieza"y la suciedad de sus calles. "Los ciudadanos están asombrados de que después de 15 meses no se haya solucionado nada, sino que el deterioro es absoluto", criticó. Por ello, la popular adelantó que en el próximo Pleno de la capital, el PP interpelará a la alcaldesa, Manuela Carmena, sobre el mantenimiento de los servicios de la ciudad. "Que haya caído una tormenta, no demasiado grave, y que las calles de Madrid se hayan llenado de espumarajos ha sido una cosa que ha asombrado a los madrileños", ha citado la popular a modo de ejemplo. "Parece ser que echan detergente en algunos lugares peatonales y que encima entra en los alcorques de los árboles; es un desastre y queremos saber qué es lo que opina la alcaldesa de los servicios que tienen", ha incidido en declaraciones remitidas a los medios de comunicación. Este mensaje va dirigido exclusivamente a la persona o entidad que se muestra como destinatario/s, y puede contener datos y/o información confidencial, sometida a secreto profesional o cuya divulgación esté prohibida en virtud de la legislación vigente. Toda divulgación, reproducción u otra acción al respecto por parte de personas o entidades distintas al destinatario está prohibida. Si ha recibido este mensaje por error, por favor, contacte con la persona que figura como remitente y proceda a su eliminación. La transmisión por vía electrónica no permite garantizar la confidencialidad de los mensajes que se transmiten, ni su integridad o correcta recepción, por lo que no asumimos responsabilidad alguna por estas circunstancias.