Alas para Barajas: recorta sus tasas y pone en marcha 17 nuevas rutas

El aeropuerto prevé aumentar un 7,7% la venta de billetes durante la temporada de verano

Su nombre acaba de crecer y el principal aeropuerto español, el Adolfo Suárez- Madrid Barajas, también aumenta su actividad de cara a la temporada de vacaciones estivales. Tras tres años consecutivos perdiendo pasajeros, el aeródromo madrileño afronta el verano de 2014 con 16.695.540 asientos más. Un 7,7% más de plazas durante una campaña que se inició el pasado 30 de marzo y que concluirá el 25 de octubre. Además, durante el Pleno de la Asamblea regional, el presidente autonómico, Ignacio González, informó de la existencia de un nuevo acuerdo entre Aena e Iberia por el que se reducirán las tasas aeroportuarias y se pondrán en marcha 17 nuevas rutas desde Madrid.

Los nuevos trayectos no serán sólo de Iberia, fuentes regionales informaron que dentro de esta expansión de destinos se incluyen algunos hechos públicos hace unos meses, como los de la aerolínea de bajo coste Norwegian (que ofrecerá a partir de este verano vuelos a Helsinki, Oslo, Estocolmo, Hamburgo, Varsovia o Londres con base de operaciones en Madrid). Iberia informó por su parte a Ep que «estudia todas las oportunidades de mercado posibles».

Tanto la reducción de las tasas como la creación de nuevas rutas se enmarcan en el plan que implica a las administraciones estatal, regional y municipal para aumentar el turismo en Madrid. Un proyecto en el que según González se está avanzando «en la buena dirección».

De momento, los datos avalan esta afirmación del presidente regional. El pasado miércoles la directora de Barajas, Elena Mayoral, se mostró «optimista» respecto al incremento de operaciones en el aeropuerto madrileño. El pasado marzo el Alfonso Suárez-Barajas aumentó su tráfico un 1% en comparación con marzo del año pasado, cifra que fortalecía el 1,5% de crecimiento en número de vuelos que registró el pasado febrero. Los porcentajes, a priori pequeños, no lo son si tenemos en cuenta que el aeropuerto en 2013 perdió un 12,1% de pasajeros, quedándose en 39,7 millones de clientes.

Este verano, cuatro nuevas aerolíneas ya operarán desde Madrid –hasta hacer un total de 75–. También aumentan los destinos, hasta 175 distintos, de los que seis también supondrán una novedad en los mostradores de las terminales. Alemania (con aumento del 32,1%), Brasil ((29% más) y Reino Unido (7,2%) son los países en los que está previsto que se produzca un mayor crecimiento en la venta de billetes de avión. «No sólo aumentan los tráficos internacionales, sino que también hemos detectado que el mercado doméstico se va recuperando lentamente», indicó la directora de Barajas. Europa es el área geográfica con la que más aumentarán los vuelos desde Madrid: tendrá 16 más que en el verano de 2013. Por su parte, los destinos latinoamericanos también crecen: alcanza los 44 destinos, cinco más que el año pasado, lo que supone un aumento del 11,2% (2.220.188 viajeros) y consolida al Adolfo Suárez-Madrid Barajas como la principal puerta de salida de Europa hacia Latinoamérica.

El 6% del PIB regional

El aeropuerto es la principal empresa madrileña. La actividad de Barajas supone aproximadamente el 6% del PIB de la Comunidad o, lo que es lo mismo, su negocio genera más de 9.000 millones de euros y crea casi 60.000 puestos de trabajo. El impacto del aeropuerto en la economía nacional es de 9.892 millones de euros y genera alrededor de 200.000 empleos. Es decir, el aeropuerto generaría casi 4 puestos de trabajo por millón de pasajeros.

La creación de empleo, junto con la misión de las administraciones de aumentar el turismo que elige como destino la Comunidad de Madrid, fue uno de los puntos fuertes del encuentro que mantuvo la semana pasada la ministra de Fomento, Ana Pastor, con el presidente de Iberia, Luis Gallego; el presidente de Aena, José Manuel Vargas, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el presidente regional. Un encuentro en el que Aena se comprometió a estudiar el sistema tarifario del aeropuerto madrileño para facilitar y aumentar los vuelos de conexión con el resto de la red de aeródromos españoles.