Literatura

Literatura

Aparecen en el Metro los 2.000.000 de dólares de Bill

Emilio y José Manuel  del Cura, los trabajadores de Metro de Metro que encontraron el  cheque, ayer en las cocheras de   la empresa en Canillejas.
Emilio y José Manuel del Cura, los trabajadores de Metro de Metro que encontraron el cheque, ayer en las cocheras de la empresa en Canillejas. larazon

Dos trabajadores del suburbano hallan un cheque millonario en una cartera que estaba atascando la puerta de un vagón.

Para José Manuel era un día normal de trabajo en las cocheras de Metro de Madrid en el barrio de Canillejas, hasta que le avisaron, en torno a las 18:00 horas, de que iba a llegar a las cocheras un convoy procedente de la estación Diego de León (en la línea 5) que sufría una avería en una de sus puertas. No cerraban y debían ser revisadas por los mecánicos que se encontraban allí trabajando.

Cuando Emilio, un oficial de mantenimiento, fue a comprobar cuál era el problema que tenían las puertas del vagón, vio que en el rail de una de ellas se encontraba una pequeña cartera de piel marrón que impedía que las puertas se cerrasen. Este hecho no extrañó al operario, y como es habitual, entregó la certera a su superior, José Manuel del Cura, que tampoco mostró demasiada emoción ante un hallazgo que, lamentablemente, es muy habitual en la red madrileña donde «los rateros del metro suelen tirar las carteras por estos huecos y a veces caen al andén y otras causan averías».

Nada hasta aquí nada se salía de la normalidad de un día de trabajo, pero cuando José Manuel abrió la cartera para comprobar si había algún tipo de documentación, y así poder devolvérsela a su legítimo dueño, saltó la sorpresa. Tras revisar la billetera, además de un carnet de conducir y unas cuantas tarjetas de crédito, encontró un pequeño papelito doblado que llamó su atención y al abrirlo, para ver de que se trataba, vio que era un cheque del Bank of América por valor de nada menos que 2.000.000 de dólares. El cheque era nominal y estaba inscrito a nombre de la misma persona a la que pertenecía el carnet de conducir y las tarjetas de crédito. «Los ladrones suelen ser rápidos, y se llevan lo que les interesa que es el efectivo y el resto lo tiran» esa es la razón por la que José Manuel cree que el cheque seguía aún en la cartera y no en las manos de algún ladrón que seguramente hubiese intentado cobrarlo.

«Tuvimos que contar varias veces la cantidad para asimilar tantos ceros y darnos cuenta de que eran dos millones de dólares», comentó entre risas. «No se me vino nada a la mente en ese momento, la gente va en el metro con dos millones de dólares como si nada», declaró sorprendido este trabajador del suburbano que hasta el momento lo mas curioso que se había encontrado era una cartera con una prueba de un vestido de novia. «En aquel caso encontramos a la dueña que se quedó muy aliviada al recuperarlo», reconoció.

Tras el hallazgo, se siguió el protocolo habitual en estos casos, se avisó al personal de seguridad y ellos se encargaron de hacer llegar la cartera a la policía de la comisaría de la estación de Sol. Por el momento no se ha localizado al dueño del suculento cheque, solo se sabe que es un ciudadano californiano de 49 años y de nombre Bill, aunque la policía no quiere dar mas detalles hasta que no le localice.