Actualidad

Asistencia masiva al estreno de la tienda física de AliExpress

Aunque solo los 500 clientes tenían regalo, se agolparon más de 3.000 personas

Cerca de 3.000 personas se agolparon ayer a las puertas del Centro Comercial Xanadú, en Arroyomolinos, para optar a uno de los 500 regalos que el gigante asiático AliExpress daba en la apertura de su primera tienda física permanente en Europa.

Publicidad

Cerca de 3.000 personas se agolparon ayer a las puertas del Centro Comercial Xanadú, en Arroyomolinos, para optar a uno de los 500 regalos que el gigante asiático AliExpress daba en la apertura de su primera tienda física permanente en Europa. Aunque solo los 500 clientes más madrugadores de la multitudinaria cola tenían derecho a un presente, fueron miles las personas que desafiaron el sol y el calor con el único aliciente de ser de los primeros en cruzar la primera puerta europea entre el mundo «online» y el desconectado del comercio chino.

El primero en acceder a la tienda fue David, un joven que llevaba acampado desde el viernes pasado a las puertas del centro comercial y que fue recibido, entre vítores y aplausos de los empleados de la tienda, con un «smartphone» último modelo. Algo cansados tras 48 horas de espera y abrumados por el gran recibimiento y la expectación mediática, los siguientes agraciados también fueron recogiendo sus respectivos regalos, entre los que destacaban teléfonos inteligentes, patinetes eléctricos, robots aspiradores, drones o cámaras de acción. Una vez dentro, los clientes más dormidos tuvieron la oportunidad de espabilarse con un café, cortesía de la casa, que cuenta en el interior de la tienda con AliExpresso, un puesto de café gratuito para los usuarios.