Política

«¿C’s pactará con PP? Decid la verdad»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los candidatos de los partidos políticos a los que las encuestas dan opciones de entrar en la Asamblea de Madrid –a excepción de Cristina Cifuentes, del PP– participaron ayer en la Universidad Carlos III en un debate sobre los servicios públicos, pero en el que las alianzas postelectorales se colaron como protagonistas. Los candidatos del PSM, Ángel Gabilondo, y de Izquierda Unida, Luis García Montero, trataron sin éxito de que el cabeza de cartel de Ciudadanos, Ignacio Aguado, dejara claro qué pactos baraja para el día después de las urnas. «Admiro el proyecto de Ciudadanos, que es un proyecto de derechas sin experiencia de gobierno, pero no se puede ser derechas y defender los servicios públicos. ¿Váis a pactar con el PP? Decid la verdad», le inquirió García Montero a Aguado. Éste, sin embargo, señaló que, a su juicio, las «ideologías están caducas», que no se siente «cómodo en un eje de izquierda y derechas», y que la división «entre rojos y azules está pasada de moda». Aguado aseguró que sólo pactará en función de medidas concretas y del programa electoral y que no formará parte de un gobierno si no es la lista más votada. «Por lo visto, ya no hay de eso de izquierdas y de derechas», aseguró Gabilondo antes de subrayar que no todos son iguales: «Si todos somos iguales, fundemos un partido los cinco. Pero no es verdad, porque algunos estamos más vinculados con los derechos sociales».

El candidato de Podemos, José Manuel López, apuntó a la necesidad de que Madrid viva tras el 24-M una alternancia en el Gobierno: «Cambiemos y luego pactemos», aseguró. Una receta ante la que Gabilondo expresó algunas dudas: «¿Pactar o cambiar? Pactar para cambiar. Para cambiar para mejor», aseguró. El candidato del PSM abrió además la puerta a apoyar a otro partido que defienda sus posiciones en el caso de que éste obtenga más votos, en lo que se entendió como una alusión velada a la posibilidad de que los socialistas pasen a ser tercera fuerza por detrás de Podemos: «Estaré al lado de quien defienda estas posiciones si tienen más votos». Sobre el escenario que se abrirá el 25 de mayo, el más claro fue, sin duda, Luis García Montero: «Desconfío de la palabra cambio. Me gusta más transformación y la prioridad absoluta debe ser expulsar al Partido Popular de las instituciones de Madrid».

Al margen de alianzas, los cinco partidos coincidieron en la importancia de proteger servicios públicos como la Educación o la Sanidad –Aguado, de Ciudadanos, propuso una ley para blindarlos ante eventuales externalizaciones–, de rebajar las tasas universitarias, de luchar contra la corrupción y de establecer un sistema fiscal más proporcional al patrimonio de cada uno.

El cabeza de lista de Podemos, José Manuel López, fue el único que descendió al terreno de las propuestas concretas y formuló su intención de crear «un banco del agua» con los beneficios del Canal de Isabel II para financiar centros de innovación tecnológica y también crear a través del Ivima una agencia de alquiler público con el parque de 20.000 viviendas sin alquilar para garantizar el acceso a ellas a las familias sin recursos.