Carmena, ante el abismo de la intervención

Montoro «tumba» por segunda vez el Plan Económico y Financiero del Ayuntamiento de Madrid. El consistorio asegura que cumplirá, pero sólo paraliza una partida de inversiones de algo más de 70 millones para garantizar los 238,8 que le exige el Ministerio.

Por primera vez en la legislatura, la alcaldesa participó ayer en una comisión (en este caso la de cultura) como portavoz
Por primera vez en la legislatura, la alcaldesa participó ayer en una comisión (en este caso la de cultura) como portavoz

Montoro «tumba» por segunda vez el Plan Económico y Financiero del Ayuntamiento de Madrid. El consistorio asegura que cumplirá, pero sólo paraliza una partida de inversiones de algo más de 70 millones para garantizar los 238,8 que le exige el Ministerio.

Al Ejecutivo de la capital no le queda otra que cumplir con Hacienda. Ayer conocíamos que Montoro volvió a tirar el pasado martes 11, a las puertas de Semana Santa, el Plan Económico y Financiero (PEF) de Carmena. En concreto, el informe que realizó para justificar el incumplimiento de la regla de gasto en 2016 e impedir la inmovilización de 238,8 millones de euros que exigía a Madrid el Gobierno de España. El responsable de las arcas madrileñas, el concejal de Hacienda Carlos Sánchez Mato, conoció este nuevo varapalo en una reunión con el equipo del ministro de Hacienda en la que también participaron la alcaldesa y la primera teniente de alcalde, Marta Higueras. Una reunión técnica que el portavoz de Economía del PP, Íñigo Henríquez de Luna, calificó ayer en la comisión del ramo como otra desautorización de la alcaldesa a su responsable económico en su nueva «costumbre de asumir las competencias de sus concejales», como está haciendo con el área de Cultura.

«Están haciendo política»

«El viernes pasado recibimos una comunicación por la que se deniega el Plan Económico y Financiero de Madrid, una circunstancia que no me supone ninguna satisfacción, al contrario. Eso de que el PEF era ilegal es un disparate», reconoció Sánchez Mato en la comisión a preguntas de la oposición. «No contamos con el apoyo del Ministerio de Hacienda, lo entiendo y lo respeto. Están haciendo política, nosotros también», reconoció el concejal de Ahora Madrid en lo que ya se entiende como una declaración de «guerra» a Montoro.

De momento los encuentros entre los técnicos de Hacienda de ambas administraciones no han dado los resultados esperados: «Los PEF se hacen porque la disposición presupuestaria provisional del Ayuntamiento obliga a disponer de más gasto del que ahora mismo la interpretación de la normativa dice que hay que hacer. Una normativa con la que somos extremadamente críticos», añadió Sánchez Mato quien, sin embargo, aseguró que «siempre cumpliremos la normativa vigente». El Ministerio ha dado a Carmena un plazo de dos meses para inmovilice 238,8 millones de euros como garantía de que terminará arreglando sus cuentas. Un importe, informó Europa Press, que sale de la suma de los 233,4 millones de euros del incumplimiento más el 2,1 por ciento añadido por la tasa de variación autorizada en 2017. Preguntadas por la posibilidad de que el Ayuntamiento de Madrid cumpla finalmente con la regla de gasto, fuentes del Ministerio de Hacienda se mostraron pesimistas. Todos están, como dijo Sánchez Mato, haciendo política y a los de Carmena se les presenta por delante el abismo de la intervención si no cumplen con las reglas de juego.

De momento, para ir solventando la papeleta, Sánchez Mato avanzó ayer que el Ayuntamiento va a paralizar la partida destinada a Inversiones Financieramente Sostenibles, las que se realizan con el remanente de tesorería del ejercicio anterior. Un parche que, si bien está contemplado por la ley, aseguró el delegado, sólo cubriría algo más de 70 de los 238,8 millones que exige el Ministerio. Ahora Madrid aspira a dejar aprobado este trámite en el Pleno del próximo 26 de abril. «El Gobierno municipal continuará estudiando otras vías para responder a las solicitudes realizadas por el Ministerio», añadió el Ayuntamiento en una nota aunque, matizó el responsable de Economía, «no es el momento ahora de aclararlas».

En el Ayuntamiento de Madrid lo tienen claro: «Se puede cumplir la normativa sin recortar gasto público, ni servicios y políticas públicas del ejercicio actual. Lo vamos a demostrar», se mostró Seguro Sánchez Mato durante la comisión. Tendrá que demostrarlo, porque la de la semana pasada es la segunda vez que Hacienda le exige que rehaga la planificación de gastos para la capital.