Carmena emula a Tierno y dicta su primer bando sobre limpieza

Tres de los carteles que, desde mediados de diciembre, inundarán las marquesinas y las papeleras de la capital
Tres de los carteles que, desde mediados de diciembre, inundarán las marquesinas y las papeleras de la capital

El consistorio gastará 200.000 euros en carteles para pedir a los vecinos una mayor colaboración en el cuidado de las calles.

En su primer bando como alcalde, en 1979, Tierno Galván reclamó a los madrileños que la ciudad recobrase «la limpieza y el decoro que siempre tuvo y que siempre se le ha reconocido». Manuela Carmena emulará al regidor socialista y firmará en las próximas semanas su primer bando para implicar a todos los vecinos en el cuidado de la ciudad y para divulgar la campaña de sensibilización sobre limpieza que el consistorio presentó ayer. La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, no pudo concretar más acerca de este bando porque se «está redactando».

La campaña consistirá básicamente en inundar Madrid de carteles y señales con mensajes para demandar a «niños y adultos» que cumplan con «su papel en el mantenimiento del buen estado de las calles». «Este bus se marcha enseguida, un chicle se queda para siempre», «Gracias por mantener limpia la ciudad que quieres», «Pensar en la papelera es un segundo» y «Suerte es tener un barrio limpio» son algunos de estos mensajes. Los primeros en incorporar estos eslóganes serán los autobuses de la EMT. Desde el lunes, 65 autobuses circularán por la ciudad con estos mensajes. Una semana después, el lunes 9, 1.050 carteles tomarán las marquesinas de espera de los autobuses y otros elementos del mobiliario urbano. Completarán este despliegue más de 4.200 señales viales permanentes en los 21 distritos a partir de mediados de diciembre. Su instalación será progresiva y se efectuará en elementos como señales de tráfico –de forma que no interfieran en la circulación–, en papeleras y en postes nuevos. Los contenedores de reciclaje de envases, de vidrio y de papel, así como los camiones de limpieza y de recogida de residuos también mutarán la piel en los próximos días para convertirse en soportes de la campaña instituciones por medio decenas de vinilos.

Sólo hasta final de año, el consistorio se gastará más de 200.000 euros en estos elementos. La mayor partida será la de las señales viarias, con un coste de 163.000 euros. A eso hay que añadir otros 10.000 euros de contenidos audiovisuales y anuncios que se están ultimando y que se emirirán en los cines de la ciudad durante la Navidad. Los carteles que llevarán los autobuses cuestan 17.995 euros y el resto de carteles en marquesinas supondrán un desembolso de 7.188 euros. Desde el equipo de Ahora Madrid concretaron asimismo que «la creatividad para estos diseños tiene un coste de 9.000 euros. Sumado todo, la factura de los dos últimos meses de 2015 se eleva hasta los 207.183 euros. Esta campaña irá asociada a otras iniciativas del Ayuntamiento como «Cuidamos Vallecas» y «Cuidamos Madrid» –en las que colaborarán voluntarios y vecinos procedentes de las agencias de empleo municipales– y programas en los colegios y en las juntas de distritos.

Respecto a la iniciativa anunciada hace semanas por la propia Carmena para repartir ceniceros entre los madrileños para reducir el número de colillas en las vías, Sabanés explicó que todavía se está ultimando su diseño. De momento, el consistorio tampoco ha valorado incorporar la idea de la alcaldesa de que los universitarios ayudasen a limpiar la ciudad. Fue «una reflexión», sostuvo Sabanés.

La alcaldesa, sin palabras sobre sus presupuestos

Estaba previsto que la alcaldesa presentara ayer la Campaña de Sensibilización de Limpieza. Pero finalmente no lo hizo. El acto estaba programado a las 11:00 horas. Tenía que ser, eso sí, una presentación contra reloj porque a las 11:30 Carmena debía acompañar a la Reina Sofía en la inauguración de una exposición en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles. Pese a este límite de tiempo, la presentación de la campaña se retrasó, lo que convirtió en imposible poder escuchar, una vez más, a la alcaldesa. Cuando le llegó el turno de intervenir, la jefa del Ejecutivo local tuvo una intervención breve: «Me dicen que llega ahora, bueno, no sé cómo llamarla, la Reina madre, la Reina, no sé, Sofía, y me tengo que marchar». De esta forma, Carmena tampoco tuvo posibilidad de responder a los medios de comunicación sobre los presupuestos de 2016 presentados por Rita Maestre y Carlos Sánchez Mato el jueves. Desde su equipo de comunicación, sin embargo, concretaron ayer que, a partir de ahora, la alcaldesa realizará un encuentro mensual con la Prensa para contestar a «todas las preguntas».