Carmena gasta 200.000 euros en el goteo de un jardín que ahorrará 457 al año

El Ayuntamiento aprobó 337 proyectos de inversiones para la mejora de instalaciones y calles

El jardín floral de la Plaza de la Villa, junto a la estatua de Álvaro de Bazán, tendrá un nuevo sistema de riego
El jardín floral de la Plaza de la Villa, junto a la estatua de Álvaro de Bazán, tendrá un nuevo sistema de riego

El Ayuntamiento aprobó 337 proyectos de inversiones para la mejora de instalaciones y calles

El jardín floral que rodea la estatua de Álvaro de Bazán en la Plaza de la Villa será reformado para ahorrar en el agua que actualmente el consistorio utiliza en él. Es uno de los 337 proyectos de inversiones financieramente sostenibles pactadas por Ahora Madrid y PSOE y que el Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer. Contaron con el visto bueno y la abstención de todos los grupos, por lo que la polémica del debate quedó reducida a la justificación que el equipo de Carmena ha dado al necesario cambio de los citados jardines. O, más concretamente, al sistema de riego que tendrá a partir de 2017. En la documentación facilitada a los grupos de la oposición, a la que ha tenido acceso este diario, se concreta que se procederá a una «remodelación integral» para mejorar la «eficiencia» en el riego de este conjunto floral. Esta obra, según esa documentación, comenzará el 1 de mayo y concluirá en diciembre de este año. Se ha reservado a tal efecto –es una de las inversiones financieramente sostenibles ya adelantadas en el proyecto de presupuestos del mes de diciembre– una partida de 200.000 euros. Inversión que, como figura en la «descripción-memoria» entregada a los grupos, incluirá la redacción del proyecto. Permitirá un ahorro anual de agua cifrado en los 457,47 euros. Esta falta de correlación entre la inversión y el ahorro que supondrá para las arcas madrileñas fue puesto de manifiesto en el debate parlamentario por los portavoces económicos del PP, José Luis Moreno, y de Ciudadanos, Miguel Ángel Redondo. Según estos grupos, la inversión tardará más de 100 legislaturas en amortizarse, en concreto 437 años.

El conjunto de las inversiones ratificadas ayer en el Pleno extraordinario y urgente –los grupos de la oposición se quejaron de que el delegado de Economía, Carlos Sánchez Mato, les facilitara 1.300 folios de documentación para su estudio con apenas dos días de antelación– supondrán un desembolso de 153 millones.

Al margen de las mejoras en centros educativos, culturales, juntas de distrito y pavimento, destaca la compra de 200 nuevos autobuses para la Empresa Municipal de Transporte, que costarán 64,6 millones de euros. Entre los suplementos de crédito aprobados, los principales se reparten entre estos objetivos:7 millones de euros en cultura; para medioambiente, 26 millones; a vías públicas y mantenimiento urbano, 26.536.050 euros; a transporte público, otros 65 millones; a protección y promoción social, 4 millones; a educación, 4 millones; a urbanismo, 3 millones de euros, y a infraestructuras varias, 4.469.500 euros. Tal y como marca la legislación, estos proyectos de inversiones sólo pueden ser aprobados cuando el Ayuntamiento determine el remanente de tesorería existente respecto al ejercicio anterior. En el caso del consistorio de Madrid, el Pleno de marzo aprobó la liquidación del Presupuesto de 2015 con un remanente en las arcas municipales de 560 millones de euros, correspondientes a un año en el que gobernó seis meses Ana Botella (PP) y otros seis, Manuela Carmena (Ahora Madrid). Sánchez Mato destacó ayer el impacto positivo que esta inversión tendrá en la creación de empleo en la ciudad.