Ciudadanos tensa la negociación en la Comunidad de Madrid: "El acuerdo con el PP no está vigente"

Aguado está dispuesto a presentar un programa y una composición de gobierno en la que no se ha decidido quién va a ser el presidente. Pide a la izquierda que se abstenga para poder gobernar con los populares.

Íñigo Errejón y Ángel Gabilondo, que reunieron ayer en la Asamblea de Madrid, piden a Aguado que forme parte de un gobierno «progresista». Foto: Gonzalo Pérez
Íñigo Errejón y Ángel Gabilondo, que reunieron ayer en la Asamblea de Madrid, piden a Aguado que forme parte de un gobierno «progresista». Foto: Gonzalo Pérez

Aguado está dispuesto a presentar un programa y una composición de gobierno en la que no se ha decidido quién va a ser el presidente. Pide a la izquierda que se abstenga para poder gobernar con los populares.

La ecuación PP, Cs y Vox es la única que sumaría para conseguir la investidura de un presidente de la Comunidad de Madrid. Vox ya ha rebajado su listón y ha renunciado a estar en el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid pero mantiene algunos puntos polémicos relacionados con la inmigración en situación ilegal y con leyes de igualdad de género y LGTBI que son a los que se aferra Cs para rechazar un acuerdo con la formación de Rocío Monasterio. Pese a que desde hace tiempo Cs y PP tratan de consensuar un programa, ahora la formación que en Madrid encabeza Ignacio Aguado está dispuesta a presentar un programa y una composición de gobierno en el que no se ha decidido quién va a ser presidente de la Comunidad de Madrid. «Todo está abierto», dicen desde la formación naranja. Por eso tampoco se descarta que se planteé una presidencia compartida entre PP y Cs que muchos interpretan como «fuegos de artificio» de la formación más que como una hipótesis real que nadie entiende. La candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, volvió a reiterar ayer que el acuerdo firmado con Cs contemplaba la presidencia de la Asamblea de Madrid para los naranjas y la presidencia para Díaz Ayuso, tal y como informó LA RAZÓN. Sin embargo, este extremo fue negado ayer por Aguado al asegurar que el pacto con los populares para conformar la Mesa de la Asamblea consistía en que «Juan Trinidad fuera el presidente de la Asamblea y nosotros iniciábamos las negociaciones para intentar llegar a un acuerdo de gobierno de coalición con el PP. Hoy por hoy no está vigente porque algunas cláusulas que se firmaron no están cumplidas», aseguró ayer el portavoz de Cs después de recibir un premio de la asociación Transexualia por su defensa de los derechos LGTBI .

El presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, ha convocado ya una ronda de contactos con los seis grupos políticos que tienen representación en la Cámara regional para proponer un candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid los días 1 y 2 de julio. Y parece ser que todos están de acuerdo en que haya un gobierno regional cuanto antes.

Aguado fue claro ayer al explicar que «sería fantástico» que el PSOE o Más Madrid se abstuvieran para permitir que salga adelante un gobierno de coalición PP-Cs. Eso, «mostraría responsabilidad por su parte», informa Efe. «La suma de los diputados de Cs y PP constituyen una mayoría suficiente para que, al menos, se ponga en marcha la legislatura», dijo. Aunque no sumarían mayoría absoluta, que es lo que se necesita para que salga adelante una investidura en la primera convocatoria.

Aguado fue tentado ayer por la izquierda para sumar fuerzas. El candidato socialista, Ángel Gabilondo, le remitió una carta para convocarle a un encuentro con la intención de negociar un documento de bases para alcanzar un acuerdo de investidura después que haya anunciado su intención de presentarse.

Sin embargo, Aguado expresó su negativa a acceder a las propuestas de la izquierda. «Ya saben que el planteamientos de Cs es exactamente el mismo que el que anunciamos en campaña electoral y que vamos a mantener hasta el final. Creemos que lo mejor para la Comunidad es que se forme un gobierno de coalición entre PP y Cs para poner en marcha un programa de reformas en el que vamos a apostar fuerte en materia de rebajas fiscales, educativa, sanitaria, queremos revolucionar las políticas sociales y lo mejor es pactar con el PP. No tenemos interés ni intención en que gobierne la izquierda».

Sin embargo, Gabilondo no vio adecuada su respuesta. «No es de recibo que Ciudadanos no haga un movimiento de sentarse a hablar con la fuerza que ha recibido más votos y que tiene voluntad clara de regenerar , dar estabilidad, favorecer el progreso e impulsar derechos y libertades en la región».

El candidato a la presidencia regional de Más Madrid, Íñigo Errejón, sí se reunió ayer con Gabilondo y anunció su apoyo a la investidura del candidato socialista como presidente regional. Podemos también apoyaría una posible investidura de Gabilondo, según dijo su portavoz, Isabel Serra, pero no lo hará a cualquier precio. Pide antes que haya un «acuerdo programático».

Quienes sí se reunieron ayer en la Asamblea de Madrid para continuar con las negociaciones fueron al candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso y la de Vox, Rocío Monasterio. «Es más lo que nos une que lo que nos separa», dijo. Y recalcó que, si no es posible hacer una reunión a tres, el PP la hará con cada una de las partes.

Monasterio también se mostró optimista después del encuentro con Ayuso. Cree que será fácil alcanzar un acuerdo para investir a la candidata del PP porque Vox, en ningún caso, propondría a Aguado como presidente regional. En cualquier caso, le instó a aclarar qué parte de las condiciones que ha planteado su formación no le gustan y que aclare «si quiere ir con la izquierda o con la derecha».

Monasterio dijo que «A mí no me importa que el señor Aguado no se siente conmigo, con que me firme el papel me basta».