Consenso sobre la muerte digna, pero sin eutanasia

José Manuel López, portavoz de Podemos, en la Asamblea de Madrid
José Manuel López, portavoz de Podemos, en la Asamblea de Madrid

PP, PSOE y C’s desactivan la iniciativa de Podemos para despenalizar el «suicidio asistido»

Podemos llevó al primer pleno del año en la Asamblea de Madrid una proposición no de ley cuyo punto más polémico consistía en solicitar al Gobierno central que despenalice la eutanasia reformando el artículo 143.4 del Código Penal, que fija entre 1,5 y 5 años de cárcel para quienes colaboren activamente en la muerte de un enfermo grave, aunque éste lo pida de forma «expresa, libre e inequívoca».

Tras varias negociaciones entre los cuatro grupos, Podemos tuvo que renunciar a este punto, que incialmente también defendía el PSOE, y que PP y C’s coincidieron en calificar como «principal escollo» para el acuerdo.

Podemos también renunció a la petición de un Observatorio de Muerte Digna y aceptó que esa labor se realice desde el Observatorio de Humanización que anunció esta misma semana el director general del ramo en la propia Asamblea de Madrid.

El acuerdo final se concretó en una enmienda, apoyada por todos los grupos, que insta al Gobierno regional a otras cuestiones importantes para los enfermos terminales, pero sin eutanasia. Entre esos acuerdos, destaca que a partir de ahora se podrán presentar testamentos vitales en los 300 centros de salud y hospitales de la región para que consten en el historial clínico, algo que hasta la fecha sólo puede tramitarse en el Registro de Instrucciones Previas, sito en la calle Sagasta de la capital.

La propuesta también se compromete a ofrecer cuidados paliativos para niños y adolescentes en todos los hospitales pediátricos de la región y a aumentar la atención domiciliaria para que los enfermos terminales puedan recibir los cuidados paliativos en su entorno. Asimismo, se reforzará la formación para profesionales sanitarios y se pondrá en marcha un nuevo Plan Estratégico de Cuidados Paliativos.

Debate «difícil y controvertido»

Pese al consenso final, la portavoz de Podemos, Carmen San José, denunció que «en Madrid se muere mal» y volvió a insistir en la eutanasia, algo que le recriminó el portavoz popular, Jacobo Beltrán, por no ajustarse al consenso que antes habían alcanzado todos los grupos para descartar ese punto.

Daniel Álvarez Cabo (C’s) también tildó de «innecesario» mezclar la «controvertida» eutanasia con la muerte digna y la «adecuada atención» a enfermos terminales.

Por su parte, Carmen Martínez Ten (PSOE), señaló que es un asunto «difícil» y coincidió con Podemos en acusar al PP de que Madrid sea una de las regiones españolas con menos testamentos vitales (2,6 por cada mil personas), por debajo de la media nacional (4,2).

Asistieron a este debate, desde la tribuna de invitados, la Asociación por el Derecho a Morir Dignamente y el doctor Luis Montes, que en 2005 protagonizó la polémica por las sedaciones del Hospital Severo Ochoa (Leganés), un caso que la Justicia archivó definitivamente dos años después.