Detectores de metales en Ciudad Lineal: machetes y hachas en las fiestas

Por primera vez, la Policía Municipal usa estos dispositivos durante unas celebraciones en Madrid. El resultado ha sido de «cero peleas».

Parte del material incautado durante las celebraciones de este fin de semana en Ciudad Lineal
Parte del material incautado durante las celebraciones de este fin de semana en Ciudad Lineal

Por primera vez, la Policía Municipal usa estos dispositivos durante unas celebraciones en Madrid. El resultado ha sido de «cero peleas».

Buena parte de las alertas policiales de la capital han estado puestas durante este fin de semana en las fiestas de La Elipa, en el distrito de Ciudad Lineal. El saldo que dejaron estas celebraciones el año pasado fue aterrador: un joven de 20 años en estado crítico tras ser apuñalado; un menor de 16 sufrió una semiamputación de tres dedos y un chico de 14 presentó una brecha en la cabeza y dos heridas punzantes en el abdomen y en la espalda. ¿Cuál ha sido el balance en las fiestas de este año, desde el jueves 19 hasta el pasado domingo 22? Cero reyertas. Un logro que tuvo su principal artífice en el uso por parte de la Policía Municipal de detectores de metales. Una medida que, por primera vez, se toma durante unas fiestas en el municipio.

Según informan fuentes del Cuerpo a LA RAZÓN, esta «novedosa» herramienta, que se había utilizado previamente en celebraciones de otros municipios de la región, se adoptó en Ciudad Lineal debido a la «presencia de bandas latinas» que motivaron los dramáticos sucesos del año pasado. En total, trabajaron en el dispositivo alrededor de 60-70 agentes municipales, que contaron además con el refuerzo de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional –cuatro furgones en total–. Fueron usados cinco detectores, distribuidos en seis accesos. Del mismo modo, el dispositivo incluyó la presencia de 16 policías vestidos de paisano. Los efectivos también tuvieron en cuenta la actividad que se pudiera llevar a cabo en el centro okupado de La Dragona, si bien éste se mantuvo inactivo durante las celebraciones.

El sábado, día conflictivo

De los cuatro días que duraron las festividades, uno de ellos estaba marcado en rojo: el sábado 21, la jornada de mayor afluencia. Se esperaba a 33.000 personas.

Los controles se realizaron de forma aleatoria y dieron como resultado un machete, una navaja mariposa, un estilete y un hacha. Esta última no se le encontró a los asistentes; estaba oculta en unos arbustos. El plan de los agresores consistía en hacer uso de ellas una vez burlados los controles, algo que afortunadamente no se produjo.

Finalmente se produjeron tres detenciones, una de ellas por portar el machete, otra por pegar a un agente de policía y la último por tenencia de drogas. Todos los arrestados eran menores de edad. El portador del arma blanca era miembro de una banda latina.

La ausencia de incidentes supone para el Cuerpo «un éxito» en las medidas adoptadas, sobre todo por los antecedentes. Desde la Policía Municipal señalan que el uso de detectores, además de haber evitado agresiones como las de 2018, también han tenido un efecto disuasorio entre los asistentes que acudían a las fiestas de La Elipa con ganas de buscar pelea. Pronto se corrió la voz no solo de los «cacheos», sino del uso de estos dispositivos, que podían suponer la detención inmediata del portador.

De hecho, Ciudad Lineal es junto con San Blas y Vallecas uno de los distritos en los que la Policía Municipal ha recibido instrucciones especiales para la desarticulación de bandas latinas, debido a su proliferación. El hecho de llevar la más mínima arma blanca supondrá la detención del portador. Del mismo modo, los jueves y viernes se realizarán trabajos especialmente intensos de «cacheos» e identificación en los parques de la zona.