Detenidos siete Ultra Sur por atacar a miembros del Frente Atlético

Los implicados son de ideología totalmente fascista, pero su enfrentamiento con otro grupo de ultras no tuvo un origen aparentemente ideológico porque comparten un pensamiento prácticamente idéntico. Esta vez no era antifascistas contra nazis. El combate fue Ultra Sur versus Frente Atlético y tuvo lugar el pasado día de Nochevieja en una cervecería frecuentada por los segundos, muy cerca del estadio Vicente Calderón, centro de operaciones del grupo radical. Ocurrió por la tarde, sobre las 18:00 horas en el restaurante Río Duratón, en la calle San Epifanio –una pequeña vía que desemboca en el estadio del Manzanares–, cuando una docena de radicales del Real Madrid irrumpió en el establecimiento y comenzó el enfrentamiento. Poco tardaron en llegar a las manos. En realidad, iban a tiro fijo. Llegaron en varios coches, donde guardaban las armas: defensas extensibles, bates de béisbol y armas blancas de diferentes tamaños.

Los golpes y las cuchilladas tampoco tardaron en llegar, aunque no fueron muy graves. El enfrentamiento terminó con dos hinchas rojiblancos de en torno a los 30 años heridos leves, según informó un portavoz del Samur. A la llegada de los sanitarios al lugar, uno de ellos presentaba contusiones en la cabeza y fue trasladado al Hospital La Paz. El otro presentaba una herida incisa de arma blanca en la pierna izquierda y fue trasladado al Hospital La Concepción, según las mismas fuentes.

Sin embargo, dado el acuerdo tácito que suele existir entre estos grupos de resolver entre ellos y bajo sus normas las discrepancias, sólo uno de los heridos denunció el ataque días después. A pesar de la tardanza, los agentes de la Brigada de Información de la Policía Nacional comenzaron a investigar la agresión. Poco después averiguaron la identidad de los agresores y los localizaron. Pertenecían a una de las alas más duras de los Ultra Sur.

Así, el pasado día 16 se llevaron a cabo las detenciones de seis de ellos (Javier O. G., Ignacio P. A., Daniel Fernando A., Alfonso Carlos P. C. V. L., Julián R. P. y Ricardo P. L.) y la tarde del día 19 se arrestó en Boadilla del Monte a Enrique José M. M.. Sin embargo, según fuentes de la investigación, aún faltan más detenciones. Entre ellas, la del líder del grupo, apodado «El Niño», según Europa Press.

No es la primera vez que el bar Río Duratón sufre altercados por grupos radicales del mundo del fútbol. Su cercanía con el Vicente Calderón y la costumbre de los miembros del Frente Atlético de parar aquí lo han convertido en escenario de peleas. En diciembre, varios radicales valencianistas arrojaron a sus puertas varios botes de humo.