Dos minutos de desplome millonario

La cubierta de Las Ventas se derrumba a 4 días de su inauguración. La caída se produjo de madrugada, tras someterse a las pruebas de carga. La Comunidad paraliza el proyecto en el que Warner había invertido 4 millones. Organizadores de varios eventos reclaman gastos que habían anticipado

Durante dos largos minutos la cubierta temporal de la plaza de toros de Las Ventas cayó sobre su anillo central como si fuese un paracaidista. Eran las 4:45 de la madrugada del lunes y, por suerte, no había nadie en el interior del coso. Hacía apenas tres días que se había culminado el montaje de la estructura que permitiría albergar eventos climatizados durante todo el año y que se iba a inaugurar el próximo jueves. El Gobierno regional, de común acuerdo con Taurodelta, empresa concesionaria de Las Ventas, decidió ayer paralizar la instalación de la cubierta para este año. Esta paralización no afectará a la temporada taurina, que comienza el próximo Domingo de Ramos, el 24 de marzo, pese a que estaba previsto que algunos festejos se celebrasen bajo techo.

Según explicaron los responsables de Taurodelta; Warner Music, arrendataria para los eventos no taurinos; Grupo Plus, montador de la cubierta, y la Comunidad de Madrid, propietaria de la plaza de toros, la cubierta había pasado todas las pruebas de resistencia obligatorias el pasado fin de semana y se encontraba ahora en el periodo de 48 horas previsto para que la estructura se asentara.

«Terminaron de montar la estructura de la cubierta y, de madrugada, las 160 toneladas de la estructura se han desplomado. Ha cedido la corona central de la misma y se ha venido abajo como un paraguas sobre el ruedo de Las Ventas», explicó José Luis Cerveró, de Grupo Plus. Las pruebas de resistencia consistieron en colocar peso sobre los anillos que forman la cubierta.

Además de que no ha habido daños personales, Carlos Abella, técnico de la Comunidad de Madrid, detalló que, «en principio», parece que no se ha dañado la estructura de la plaza de toros, que está considerada Bien de Interés Cultural. Con todo, aseguró que técnicos de Patrimonio de la Comunidad revisarán Las Ventas para confirmar que no hay daños y, en caso de que los haya, realizar las correspondientes reclamaciones a los responsables del fallo en la cubierta. En este sentido, tanto Warner Music como Grupo Plus han reclamado a los fabricantes de la cubierta, la empresa Spandec, como a Cediti, empresa responsable del estudio de cálculo y colocación de estructuras, que acudan a la capital cuanto antes para averiguar qué falló para que se viniese abajo.

Montaje supervisado

Tanto Íñigo Argómaniz, de Warner Music, como Cerveró aseguraron que el montaje ha sido supervisado por técnicos e ingenieros franceses pertenecientes a ambas empresas, así como ingenieros españoles. «Por eso somos los primeros interesados en saber lo que ha podido ocurrir», afirmaron y retrasaron hasta el resultado del informe técnico para hacer las oportunas reclamaciones. La cubierta ha costado 4 millones de euros aportados por Warner Music y había tres eventos previstos el próximo mes que han tenido que ser cancelados, lo que añade varios miles de euros a la pérdida económica que ha provocado el accidente. Pese a que la estructura está asegurada, la guerra estará ahora entre los fabricantes de la cubierta y los montadores –Grupo Plus–, que a su vez también ponen en tela de juicio los cálculos realizados por Dediti en los que se basaban las instrucciones de colocación de la estructura. A esto hay que añadir las indemnizaciones que las empresas cuyos eventos se han cancelado puedan exigir, así como la que reclame Taurodelta. La empresa concesionaria de Las Ventas había acordado con Warner Music la contratación de la cubierta y los eventos que realizase bajo ella durante tres años a cambio de un porcentaje de los mismos que todavía no se había calculado al no haberse cerrado la programación.

«HEMOS PERDIDO 50.000 EUROS POR LA CANCELACIÓN»

La presentación, el próximo jueves de la nueva plataforma digital DEEZER iba a ser el primer acto que se celebrase con Las Ventas totalmente cubierta. Ya se habían mandado las invitaciones, como la de la imagen. Aunque estaba previsto que se estrenase el nuevo techo de la plaza de toros a mediados de diciembre, hubo diversos retrasos en el montaje. Además, Warner Music había previsto tres eventos en febrero, que ayer fueron cancelados in extremis. «Hemos perdido 50.000 euros por la anulación del evento», aseguraba ayer la directora de marketing de una de las empresas afectadas. Mientras que algunos servicios contratados, como el catering, pueden reubicarse, otros como los seguros de responsabilidad civil, la seguridad o la decoración escogida para las características de Las Ventas no son reembolsables. Por ello están estudiando reclamar a Warner Music.