Actualidad

El ala radical de Podemos, contra la operación Chamartín

Los Anticapitalistas acusa a la alcaldesa de «pusilánime» y «acomplejada»

Los Anticapitalistas acusa a la alcaldesa de «pusilánime» y «acomplejada».

Publicidad

El nuevo acuerdo con el Ministerio de Fomento y la empresa promotora Distrito Castellana Norte para sacar adelente la malograda operación Chamartín fue vendido la semana pasada como un éxito de la alcaldesa Manuela Carmena y su equipo. Sin embargo, no todo Ahora Madrid se alegró de este pacto que llevaba 24 años enquistado. Dos concejales, Rommy Arce y Pablo Carmona, se mostraron en contra el mismo día de la firma. Sin embargo, estos dos ediles del ala más radical de Ahora Madrid no están solos. Ayer, el sector «anticapitalista» de Podemos lanzó un comunicado respaldando la posición contraria y atacando frontalmente a la alcaldesa por su papel en la resolución del conflicto de Chamartín.

La misiva es el prólogo de un capítulo nuevo en el enfrentamiento de Carmena con el sector más radical del partido con el que gobierna la ciudad. En la «jaula de grillos» que muchas veces es el partido morado en Madrid, los anticapitalistas tratan de gritar más alto que nadie. En un escrito de una gran dureza acusan al equipo de Gobierno de mostrarse «acomplejado» ante las «acusaciones de frenar la inversión y la creación de empleo» para acto seguido calificar su política como «pusilánime frente al capital financiero». Aún cargan más las tintas, dejando caer que los integrantes de la corporación municipal son cobardes y su gestión está «subordinada a la especulación inmobiliaria». Profundizando en las críticas y «enmiendan la plana» a Carmena y a su equipo explicándoles lo que deberían hacer: «Poner por delante los intereses generales, defender la rescisión de la concesión y expulsar a BBVA de la operación», señalan los anticapitalistas. Por todo esto, explican que el contenido del desarrollo, ahora rebautizado como Madrid Nuevo Norte, es «claramente decepcionante, síntoma de una forma de gobernar dispuesta a escuchar más a los poderes financieros que a los movimientos sociales».El comunicado concluye con una amenaza velada a la corporación municipal, anunciando que «la historia de la operación no se ha cerrado». Según los anticapitalistas, «son ya varios los movimientos ecologistas y vecinales que han mostrado su rechazo». Por ello, están convencidos de que «la movilización social puede poner freno a esta senda equivocada».

El sector «bisagra»

Los anticapitalistas son considerados la tercera corriente de Podemos, dividido entre «errejonistas» y «pablistas». En noviembre, en el proceso de primarias que enfrentó a Rita Maestre y a Ramón Espinar por hacerse con el control del aparato del partido en la región, este sector «bisagra» apoyó al segundo («pablista»), decantando unas primarias muy apretadas y garantizándose puestos claves en la estructura del partido: Lorena Ruiz-Huerta, líder de los anticapitalistas se convirtió en portavoz en la Asamblea y candidata en la moción de censura a Cristina Cifuentes. Dentro del Ayuntamiento también tienen simpatizantes: Montserrat Galcerán participará en la Universidad de Verano de anticapitalistas y los citados Pablo Carmona y Rommy Arce comparten en redes sociales muchas reflexiones del movimiento radical.

Publicidad