Actualidad

El andén de la línea 4 de Metro en Bilbao cierra por obras

Durante dos meses para instalar un ascensor.

Durante dos meses para instalar un ascensor.

Publicidad

A partir de este sábado los andenes de la línea 4 en la estación de Metro de Bilbao se cerrarán durante dos meses para la instalación de un ascensor en el andén 2. Los trenes seguirán circulando pero, como ocurre actualmente en la estación de Gran Vía que se está reformando de forma integral, no tendrán parada en Bilbao. Sin embargo, a diferencia de en Gran Vía, esto sólo afectará a los andenes de la línea 4 y seguirá abierta la estación en la que confluye también la línea 1 del suburbano.

Está previsto que las obras, que comienzan el día 20, estén terminadas el 20 de septiembre por lo que el servicio se restablecerá al día siguiente. El Gobierno regional ha destinado a estos trabajos ocho millones de euros que forman parte del presupuesto de instalación de siete ascensores en la estación de Bilbao para hacerla completamente accesible. De dichos elevadores, uno dará acceso a la calle, otros dos son distribuidores y otros cuatro facilitarán el acceso a los andenes tanto de la línea 1 como en la línea 4, entre los que se encuentra el que se va a instalar este verano.

Junto con los ascensores, en la estación de Bilbao también se están realizando la modernización de los revestimientos, instalaciones y tecnología que habían quedado obsoletos. Asimismo, se procederá a la implantación de un sistema de impermeabilización de todas las bóvedas para eliminar las filtraciones, conduciendo el agua por medio de diferentes métodos de canalización hacia los pozos de bombas existentes en la red. Estos trabajos, que comenzaron hace un año, está previsto que terminen en mayo de 2020.

Las mejoras en esta estación forman parte del Plan de Accesibilidad e Inclusión, 2016-2020, puesto en marcha por la Comunidad de Madrid y que cuenta con un presupuesto global de 145,7 millones de euros, gracias al que la red de Metro tiene ya con un total de 529 elevadores en unas instalaciones que usan a diario 2,3 millones de personas. El plan ha sido consensuado con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y permitirá que Metro pase de un 63% de estaciones accesible a un 73% gracias a la instalación de 89 ascensores en 33 estaciones. El proyecto, que está cofinanciado entre el Gobierno regional y la Unión Europea, permitirá mejorar la movilidad de las 322.000 personas con discapacidad que viven en la Comunidad de Madrid.

Publicidad

El pasado mes de mayo se pusieron en marcha once nuevos ascensores en cuatro estaciones de la red para seguir avanzando en la accesibilidad del suburbano madrileño. En concreto se han instalado tres nuevos elevadores en la estación Barrio de la Concepción (línea 7), dos en Portazgo (línea 1), tres en Pavones (línea 9) y tres más en Sevilla (línea 2). Actualmente, están en marcha las obras para instalar otros 29 ascensores en las estaciones de Gran Vía, Tribunal, Plaza Elíptica, Príncipe de Vergara, además de los que se colocarán en la de Bilbao. Igualmente, se van a sustituir trece elevadores en siete estaciones por nuevos modelos más modernos y eficientes.