El Ayuntamiento se plantea dar luz y agua gratis a los okupas legalizados

Los okupas del Patio han pedido el palacio de Alberto Aguilera
Los okupas del Patio han pedido el palacio de Alberto Aguilera

Carmena regulará en noviembre la cesión de espacios públicos a los colectivos que se conviertan en asociaciones.

Decenas de asociaciones vecinales y entidades culturales, deportivas, sociales y juveniles ya han solicitado formalmente al Ayuntamiento de la capital la cesión de un espacio público. De la Fapa Giner de los Ríos a Psicólogos sin Fronteras, pasando por agrupaciones de scouts y organizaciones de ayuda a personas con discapacidad o de apoyo a mayores. Un «amplio abanico» de colectivos, subrayó el delegado Nacho Murgui, entre los que se encuentra también el Patio Maravillas.

El Gobierno de Manuela Carmena dio en su reunión de ayer su visto bueno a la hoja de ruta para desarrollar una normativa que regule la cesión de espacios y edificios públicos. Trabajan en Cibeles con el objetivo de tener listo este marco regulador en noviembre y efectuar las primeras cesiones antes de que acabe el año. En ese momento, los okupas del Patio Maravillas deberán haberse puesto al día con los requerimientos legales que este protocolo incluirá y que actualmente no cumplen. Murgui advirtió de que, para ser «sujetos cesionarios», las asociaciones deberán estar legalmente constituidas con personalidad jurídica, no tener ánimo de lucro y desarrollar un trabajo que revierta en beneficio de la sociedad.

Desde el perfil en Twitter del Patio, sus miembros aplaudieron la aprobación de esta hoja de ruta. El colectivo, de hecho, afirmó en esta red social «que a partir de noviembre todos tendremos un derecho más». Al margen de los deberes que el Gobierno de Carmena le ha puesto al colectivo okupa para que se «legalicen» convirtiéndose en una asociación, los detalles esbozados por Murgui dejaron varias buenas noticias para los del Patio Maravillas. La primera, el anuncio de que se primará la «gestión colectiva» y las «dinámicas de cooperación», entre las que el Patio podría ubicarse al estar en la misma línea de otros espacios que ya funcionan, como Montamarta, Seco, El Campo de la Cebada y Tabacalera. Además, Murgui aseguró que el consistorio está estudiando poder «pagar el suministro» a las organizaciones que entren a gestionar los espacios públicos. La decisión final respecto al pago de la luz y el agua buscará dar «uniformidad» al procedimiento, ya que en la actualidad hay asociaciones que no pagan este suministro, otras que reciben subvenciones y también algunas que corren ellas mismas con esta partida. La confirmación de que están estudiando este extremos llega apenas unos días después de que desde el Patio Maravillas se dejara entrever que habían puesto esta cuestión encima de la mesa en el marco de las conversaciones que están manteniendo con el consistorio. Murgui aseguró que el número de edificios es «limitado», por lo que el listado definitivo con los espacios disponibles se hará tras tener en cuenta que no van a ser necesarios para su uso por parte de las áreas de Gobierno o las juntas de distrito. En las próximas semanas se trabajará en la elaboración de este inventario de los espacios municipales vacíos o infrautilizados para evaluar su grado de disponibilidad. Las entidades demandantes deberán dirigir su petición a sus respectivas Juntas Municipales o al área de Coordinación Territorial y Asociaciones, que son las que aplicarán los procesos de cesión según los criterios recogidos en el marco regulador.

Preguntado por si la Escuela de Tauromaquia Marcial Lalanda podría optar a uno de estos espacios, el delegado de Coordinación Territorial y Asociaciones aseguró que sí, siempre que se ajuste el marco regulador y esté legalmente constituida. En septiembre, el Ayuntamiento confirmó la eliminación de la subvención a esta escuela y su intención de utilizar la Venta del Batán para otros usos.