El Ayuntamiento ya conocía en 2016 los riesgos del pino en El Retiro

El «pinus pinea», con 528 ejemplares en el parque, está incluido entre las especies de «uso restringido».

La misma semana en la que un pino provocó la muerte de un niño, otros diez ejemplares cayeron en El Retiro
La misma semana en la que un pino provocó la muerte de un niño, otros diez ejemplares cayeron en El Retiro

El «pinus pinea», con 528 ejemplares en el parque, está incluido entre las especies de «uso restringido».

El Plan Director del Arbolado de los Jardines del Buen Retiro de 2016 incluyó al pino piñonero –el tipo de árbol que hace diez días provocó la muerte de un niño de cuatro años tras caerse en este parque– entre las especies cuyo uso debe ser restringido por los riesgos que implica su plantación. Este documento fue elaborado por un grupo de expertos científicos en la evaluación y gestión de masas forestales y arbolado urbano y por los técnicos municipales a raíz de la caída de árboles y ramas en 2014 –incluida la de dos grandes ejemplares– «sin motivo aparente». Fruto del trabajo iniciado entonces, se publicó en 2016 el Plan Director. Entre sus apartados, el informe incluyó uno dedicado a las distintas especies que conforman El Retiro. Enumera las especies cuyo uso, a juicio de los expertos, debe ser restringido. La utilización de estos árboles, señala de forma literal, «debe «considerarse de forma excepcional y controlada».

En lo que afecta al pino piñonero –«pinus pinea»–, el Plan Director lo incluye entre las especies de uso controlado «por riesgo del arbolado». La causa de todo ello es que el «pinus pinea» tiene un «superficial desarrollo radicular en zonas cespitosas». Los técnicos señalan, pese a ello, que el pino piñonero y las otras dos especies de uso restringido por riesgo del arbolado –el pino carrasco y el eucalipto– «pueden ser plantadas siempre que sean objeto de seguimiento y control del riesgo».

En el momento en el que se redactó el Plan Director, El Retiro contaba con 557 pinos piñoneros, lo que representaba un 2,91% del total de árboles de este parque histórico. Actualmente, según los datos del propio Ayuntamiento, esta cifra se ha reducido ligeramente hasta los 528 de estos pinos. Entre la docena de especies que el Plan Director incluye entre aquellas cuyo uso debe ser restringido, el «pinus pinea» es el que tiene un mayor presencia entre las plantadas en El Retiro.

Los riesgos señalados en el documento municipal no implican que el accidente del pasado día 24 en El Retiro, que tuvo como protagonista a un «pinus pinea», pudiera preverse ya que éste se produjo sin que el árbol diera «ninguna señal». Era un ejemplar de 53 años y 15 metros situado en una zona terriza y, por tanto, con menor riesgo que si hubiera estado ubicado en pradera. Estaba, según reconoció en rueda de prensa Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente del Ejecutivo municipal, en «buen estado fitosanitario». Su caída tuvo lugar tras el colapso de su raíz. El cóctel provocado por el fuerte viento y la tierra mojada tras las intensas lluvias de las últimas semanas provocaron que se descompensara y terminara cayendo sobre un vial principal de evacuación de El Retiro. El Ayuntamiento informó ayer de que este parque permanecerá cerrado hasta el viernes.