El capítulo de ingresos, único escollo del pacto de los Presupuestos

C’s asegura estar satisfecho porque Cifuentes ha incluido todas sus propuestas en las cuentas de 2016. Sólo advierten de que exigirán que no se maquillen los ingresos

Aguirre y Cifuentes participaron, junto a Pablo Casado y el alcalde de Alcorcón, en un acto con el que dieron el pistoletazo de salida a la pre campaña del PP de Madrid
Aguirre y Cifuentes participaron, junto a Pablo Casado y el alcalde de Alcorcón, en un acto con el que dieron el pistoletazo de salida a la pre campaña del PP de Madrid

Después del acuerdo de investidura, los Presupuestos de 2016 son el segundo examen más importante de Cristina Cifuentes frente a Ciudadanos. Sin mayoría suficiente para sacar adelante las cuentas para el próximo año y en plena bronca por la pinza que ha hecho C’s con la oposición en la comisión de endeudamiento, el Gobierno regional intenta llevar por «dos cauces» diferentes las negociaciones con los de Albert Rivera. Y por el momento parece estar consiguiéndolo, ya que, lejos de la guerra que están suponiendo las fechas y la lista de comparecientes del PP para investigar el endeudamiento, en el capítulo de presupuestos parece que los de Rivera han sacado el guante de seda.

Por el momento, el portavoz del grupo parlamentario de C’s, Ignacio Aguado, que mostró su disposición inicial a respaldar las cuentas que presente el PP, tan sólo ha avisado al Gobierno regional de que no aceptaran unos presupuestos como los de 2015 en los que el desvío entre los ingresos previstos y los que finalmente se han cumplido es excesivamente amplio, por lo que reclaman que los ingresos previstos sean «reales». «Queremos unos Presupuestos rigurosos, cercanos a la realidad y justos socialmente», advirtió Aguado en el Pleno de la Asamblea a comienzos de mes, cuando preguntó si la Comunidad tenía previsto cumplir con el objetivo de déficit fijado en un 0,3%, mientras que el pasado mes de julio se situaba en el 0,75%.

Sin embargo y a diferencia del acuerdo de investidura, Ciudadanos no ha impuesto más líneas rojas al Ejecutivo de Cifuentes y las reuniones de negociación de los Presupuestos se desarrollan ajenas a lo que ocurre en otras mesas como la de Telemadrid, la comisión de la corrupción o la Ley de Transexualidad, en la que la formación naranja ha dado la espalda a la propuesta realizada por el Gobierno regional y trabaja junto con PSOE y Podemos en el desarrollo de una normativa conjunta. Es más, según aseguraron fuentes de C’s, no están utilizando la posición de fuerza que tienen con los presupuestos para conseguir avances en otros de los acuerdos que actualmente se tramitan en los grupos parlamentarios.

Así, en la reunión que mantuvieron la semana pasada con la consejera de Economía y Hacienda, Engracia Hidalgo, Ciudadanos insistió en la cuestión de los ingresos y una previsión de déficit realista, respecto a la cual animan a que se renegocie el objetivo fijado con el Ministerio de Hacienda. En este encuentro, la titular de Economía les presentó un borrador del anteproyecto de Presupuestos que se presentará esta semana y en el que, señalaron desde Ciudadanos, se han incluido muchas de las propuestas que los de Albert Rivera llevan en su programa electoral. Igualmente, consideraron que existe «buena sintonía» con Hidalgo para afrontar algunos de los problemas recurrentes que arrastran las cuentas regionales como es el déficit y que, según proponen en C’s, necesitan de profundos cambios en el modelo de gestión que se deben desarrollar a lo largo de la legislatura.

No hay que olvidar que, ante las quejas de Cifuentes sobre la «doble vara de medir» de Ciudadanos en Madrid y Andalucía, Rivera le contestó que «se busque otro socio» si no está conforme con ellos.

Una campaña, dos caras

Aunque este sábado Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes participaron en el pistoletazo de salida de la precampaña de las elecciones del 20 de diciembre en Alcorcón, en el partido no está previsto que la presidenta del PP de Madrid y la de la Comunidad coincidan mucho más en actos electorales. La comisión de investigación del endeudamiento ha vuelto a abrir la brecha entre el «aguirrismo» y el «nuevo PP» que encarna Cifuentes, llamada por Génova a relevar a la primera al frente del partido en Madrid una vez se celebre el congreso regional previsto para después de las elecciones generales.