El consistorio veta a la cooperativa de Cuatro Caminos la información sobre su proyecto

La segunda reclamación es del 23 de junio
La segunda reclamación es del 23 de junio

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid debatirá hoy la propuesta del Ayuntamiento para tumbar el proyecto de las 443 familias de la cooperativa Metropolitan para edificar sus viviendas en las antiguas cocheras de Cuatro Caminos. Previsiblemente, la iniciativa del Ejecutivo de Carmena no recibirá el apoyo del Pleno y no podrá, por tanto, salir adelante, si el PP y Ciudadanos mantienen su voto en contra y el PSOE se vuelve abstener, como ya hizo en la comisión del área de la pasada semana. Los que volverán a estar presentes en el debate son los afectados. Fuentes de la cooperativa señalan que, pese al probable rechazo a la propuesta del equipo de Carmena de desestimar el proyecto, su situación permanecerá en una suerte de limbo, ya que aunque el Ayuntamiento no puede tumbarlo formalmente sin el visto bueno del Pleno, esto no significa que vaya a autorizarlo.

A esta nueva cita clave en el calvario que se ha convertido su negociación con el Ayuntamiento, estas 443 familias llegan después de que el Gobierno municipal haya ignorado sus peticiones de información durante el último mes. A través de dos escritos, a los que ha tenido acceso este diario, la cooperativa Metropolitan ha solicitado tener acceso al informe elaborado por la Subdirección General de Planeamiento Urbanístico, en el que el delegado Calvo se basa para desestimar el proyecto. En estos escritos –con fecha de 27 de mayo y de 23 de junio–, las familias afectadas exigen que se les conceda la vista del expediente administrativo de su proyecto. A ninguna de las dos peticiones –que se formularon como urgentes– las familias han obtenido respuesta. En el escrito de la semana pasada, la cooperativa formula además una «reclamación en queja» por la «falta de diligencia» del Ayuntamiento. Consideran que el veto en el acceso a esta información puede interpretarse como «indefensión jurídica, arbitrariedad municipal y falta de transparencia».