El Defensor del Pueblo peleará por los Caídos de la División Azul

Admite a trámite una denuncia del colectivo de familiares de los combatientes, a los que Carmena quiere quitar la calle

José Luis Marín, presidente de los familiares de los caídos en Rusia, ha pedido ayuda al Defensor del Pueblo
José Luis Marín, presidente de los familiares de los caídos en Rusia, ha pedido ayuda al Defensor del Pueblo

Admite a trámite una denuncia del colectivo de familiares de los combatientes, a los que Carmena quiere quitar la calle

La última batalla por la Memoria Histórica se libra desde hace meses entre los descendientes de los caídos de la División Azul –una de las vías propuestas para desaparecer del callejero de la capital– y los miembros del Comisionado, en el que la alcaldesa Manuela Carmena delegó la tarea de aplicar esta ley de carácter estatal. Está previsto que el Ayuntamiento de Madrid inicie los trámites para renombrar hasta 27 calles de toda la ciudad en el Pleno de abril. Posteriormente, cada caso se someterá a aprobación de la Junta de Gobierno de Cibeles y, después pase a las correspondientes Juntas de distrito antes de que los operarios municipales se suban a los andamios para comenzar a cambiar las placas.

El reloj corre en contra de los afectados, recogidos en asociaciones de descendientes y simpatizantes de los personajes objeto de la purga. Es el caso de José Luis Marín, presidente del colectivo de familiares caídos en Rusia, y que en este caso representa a los de la calle Caídos de la División Azul, han tomado la determinación de dirigirse hasta el Defensor del Pueblo.

El pasado 27 de febrero Marín recibía un «acuse de recibo» de esta institución que va a tramitar su denuncia. Los descendientes de Caídos de la División Azul aseguran que han llegado hasta este extremo hastiados ante la opacidad del Comisionado de la Memoria Histórica, que dirige la socialista Paca Sauqillo. Creen que su calle no queda incluida en la aplicación de la Ley 52/2007 por la que se establecen «medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura». Para aprobar la modificación en la nomenclatura de las calles el Comisionado de la Memoria tiene que elaborar un acta, caso por caso, en las que queden reflejadas las vías afectadas, el nombre que sustituirá cada una de ellas, así como los votos de los miembros del equipo de Paca Sauquillo (la directora del Comisionado) que se muestran a favor o en contra de los cambios.

Son precisamente esos documentos, en concreto el acta sobre el cambio de nombre a la calle Caídos de la División Azul, lo que se ha convertido en el principal objeto de desvelos para Marín. Como presidente de los familiares caídos en Rusia se ha dirigido ya hasta en cuatro ocasiones al Comisionado para obtener copia de las actas de reuniones. Dice que le ampara el derecho ya que, tal y como queda reflejado en su denuncia, en una reunión con José María Urquijo, vocal asesor del Comisionado, éste le informó de que debía dirigirse al secretario del mencionado órgano colegiado de la Administración municipal para obtener –porque tenía derecho a exigir– estos papeles.

No ha tenido, hasta el momento, ninguna suerte. En octubre realizaron una petición por escrito. Nada. En diciembre, otra vez. Agua. Y eso que en esta ocasión pusieron ya en copia a la alcaldesa Carmena. Lo último fue acudir al Pleno de la junta de Chamartín, el distrito en el que está la calle que les ocupa, para pedir explicaciones a su concejal presidente, Mauricio Valiente. Aquí es donde, explica Marín, se han encontrado con la peor cara del equipo de Gobierno de Ahora Madrid y la mayor muestra de «ignorancia». Fue en la reunión de los ediles de diciembre en la que, se lamenta, Valiente tuvo las peores palabras para ellos: «La segunda vez que le preguntamos nos dijo que la palabra caídos era fascista y filonazi, que no se trataba de un término «neutral». Le saqué el diccionario y leí lo que pone en la tercera acepción: «Dicho de una persona: Muerta en defensa de una causa». «Desde entonces ha ignorado nuestras solicitudes, en concreto en la siguiente Junta de distrito del 10 de enero», añade el representante de los afectados.

«A fecha de hoy no solamente no se me ha remitido la documentación del Comisionado para la Memoria Histórica correspondiente a la calle Caídos de la División Azul de Madrid; es que se ha hecho caso omiso de todos nuestros requerimientos, tanto escritos como de viva voz», indican en la denuncia que ya ha admitido a trámite el Defensor del Pueblo. En la misma, Marín se queja de que los integrantes del Comisionado de la Memoria Histórica «desconocen, o parecen desconocer», lo dispuesto en los artículos 15 y siguientes de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público en la que se indica que «corresponderá al secretario velar por la legalidad formal y material de las actuaciones del órgano colegiado, certificar las actuaciones del mismo y garantizar que los procedimientos y reglas de constitución y adopción de acuerdos son respetadas». Esto es, que facilite la información que solicitan los afectados representados por José Luis Marín o, en su defecto, deniegue su solicitud.

Próxima batalla, el Pleno

«No he recibido contestación del secretario del Comisionado ni de ninguno de sus miembros, así como tampoco de la Tercera Tenencia de Alcaldía que representa Valiente», añade el portavoz de los afectados por la retirada del nombre a la calle Caídos de la División Azul. A pesar de tener todo esto en contra, los de Marín piensan seguir dando guerra. En concreto mañana, martes 14 de marzo, fecha en la que está previsto que se celebre otra Junta de Gobierno del distrito de Chamartín. Su objetivo está claro «representamos a los caídos, a los de ambos bandos», dice el portavoz de los caídos en Rusia que no deja pasar la ocasión para recordar «que en toda Europa, el último en Milán e inaugurado por una nada sospechosa concejal socialista, se están produciendo nuevos homenajes a los caídos como el que recuerda la calle Caídos de la División Azul».

Las dudas de Sauquillo

Está previsto que sea en abril cuando se conozcan los nombres de las calles que el Comisionado propondrá al Pleno para cambiar en Madrid en base a la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica. A pesar de que aún no se conoce por tanto el listado definitivo, la calle de Caídos de la División Azul apareció en el primer informe que el Comisionado de Paca Sauquillo elaboró el pasado verano y que afectaba a potras 26 calles de la ciudad.

Lo cierto es que, según el José Luis Marín, presidente de los familiares de los caídos en Rusia, en una ocasión tuvo la oportunidad de preguntale a la propia Sauquillo cuál era el motivo del cambio de esta calle y, al parecer, la socialista no pudo contestarle más que «está en estudio». En una entrevista concedida al «eldiario.es» Sauquillo asegururó, cuando fue preguntada concretamente por esta calle, que «Los Caídos existieron., habrá que explicarlo (...) no tiene sentido que desaparezca esa. Setenta años después de la guerra lo que hay que hacer es explicar, porque las personas olvidadas lo merecen».