El nudo Norte no se adjudicará hasta finales de 2017

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno de Ahora Madrid sigue sin contemplar la posibilidad de recuperar el proyecto de Distrito Castellana Norte para los terrenos de la «operación Chamartín». Dará continuidad a su alternativa para el norte de la ciudad, la bautizada por el Ejecutivo de Carmena como Madrid Puerta Norte. En la primera fase de esta propuesta urbanística, el consistorio quiere solucionar los problemas de movilidad en este entorno. Por ello, el Ayuntamiento de Madrid prevé la adjudicación de las obras del Nudo Norte para finales de 2017, como avanzó ayer el director general de Espacio Público, Obras e Infraestructuras, José Luis Infanzón. Un calendario que implica que el proyecto de Carmena para esta zona no comenzará en 2017.

El consistorio destinará una partida en las cuentas del próximo año de 1,2 millones de euros para la redacción del proyecto y parte del comienzo de las obras, cuya adjudicación se prevé para finales del año: «En lugar de esperar diez años, los madrileños tendrán que esperar sólo uno para la redacción y licitación», añadió el edil de Desarrollo Urbano Sostenible.

Será una inversión plurianual que se completaría con el presupuesto correspondiente al año 2018. El coste total ascenderá a 110 millones de euros, aunque la cifra exacta sólo podrá conocerse al redactarse el proyecto de ejecución. Infanzón explicó durante la comisión del ramo que la obra planteada por el Gobierno municipal se caracteriza por su gran complejidad y por una configuración actual «que no da solución a la demanda de movilidad en el norte de la ciudad». En esta obra, según Infanzón, además habría que incorporar los efectos derivados de Madrid Puerta Norte en lo que se refiere a usos residenciales y terciarios. «Es un desafío complejo que supone eliminar los cuatro trenzados que hay con dos nuevos túneles en mina y falsos túneles», concluyó.