El PP aplaza la votación del portavoz al «ok» de Cifuentes

El nuevo número 1 de la formación en el Ayuntamiento deberá contar con el apoyo de diez de sus compañeros. La decisión se tomará mañana, después de reunirse con la presidenta del PP.

Martínez-Almeida y  Henríquez de Luna son los número tres y dos de la lista que encabezó Aguirre
Martínez-Almeida y Henríquez de Luna son los número tres y dos de la lista que encabezó Aguirre

El nuevo número 1 de la formación en el Ayuntamiento deberá contar con el apoyo de diez de sus compañeros. La decisión se tomará mañana, después de reunirse con la presidenta del PP.

El nombre del concejal del PP que liderará la labor de oposición contra Manuela Carmena en el Ayuntamiento de la capital y sucederá de esta forma a Esperanza Aguirre se conocerá mañana. Los veinte ediles populares se reunirán este viernes para tomar esta decisión, que pasa por respaldar a uno de los dos concejales que han dado un paso al frente: Íñigo Henríquez de Luna o José Luis Martínez-Almeida. De esta forma, la elección tendrá lugar un día después de que el grupo municipal en pleno se reúna con la presidenta del PP de Madrid, Cristina Cifuentes. Este encuentro tendrá lugar hoy a las 16:00 horas y en principio se celebrará en la sede de Génova.

Con la decisión de realizar la votación este viernes se ha impuesto la posición de aquellos ediles que han defendido en las últimas horas la necesidad de escuchar primero lo que tenga que decir a este respecto Cifuentes. Se trata, en definitiva, de un guiño hacia la máxima autoridad actual del PP regional. Lo contrario, apuntan algunos, podría haber sido percibido como «un desafío». Todos los miembros del grupo municipal llegaron a este acuerdo después de horas de intensas conversaciones entre ellos. De hecho, durante la sesión plenaria, varios concejales reconocían no saber si finalmente votarían en la tarde de ayer. En la previa, este martes, había voces que apostaban por votar ayer mismo con el objetivo de acudir a la cita con Cifuentes con la decisión ya tomada. Fueron algunos de los ediles más próximos a Henríquez de Luna los que defendieron la opción de votar antes de la reunión de hoy en Génova. Finalmente, en la cita de ayer, todos llegaron al acuerdo de aplazar a mañana esta decisión. «Es lo más sensato», apuntaban desde el grupo. En una nota, la formación subrayó que «la reunión se celebró en un ambiente distendido».

Al respecto de la toma de decisión del grupo municipal, fuentes del PP de Madrid se mostraban ayer cautas al señalar que el único interés del partido es «tener un portavoz que se ponga a trabajar por todos los madrileños». Igualmente, descartaron que fuese a haber una «caza de brujas» con los concejales que voten al que fue número dos de Aguirre. Hay que tener en cuenta que Henríquez de Luna y Martínez-Almeida fueron elegidos como miembros del Comité Ejecutivo de Cifuentes en el pasado Congreso regional. Henríquez de Luna como vocal de libre designación y Martínez-Almedia como secretario de Relaciones con el Ayuntamiento.

El acuerdo alcanzado ayer entre los veinte concejales del grupo permitirá resolver la sucesión de Aguirre en un plazo relativamente corto. La ex presidenta autonómica formalizó su renuncia el pasado lunes y apenas cinco días después se conocerá el nombre de su suceso al frente de la bancada popular. Será entonces cuando el nuevo portavoz dé forma a su equipo dentro del grupo municipal, aunque tampoco se descarta que mantenga la actual estructura.

Este martes, Martínez-Almeida dejó claro que tanto él como Henríquez de Luna son «afines en lo sustancial, en lo esencial». Las diferencias están en los matices, pero existen. La elección de Henríquez de Luna es percibida por sus defensores como una apuesta por una continuidad total. Otorgar la confianza a Martínez-Almeida, por contra, supondría, al menos en las formas, dar un nuevo aire a la labor de oposición del grupo al posicionar a su frente a un concejal al que desde el PP de Madrid han aupado en el Comité Ejecutivo por encima de Henríquez de Luna, que criticó abiertamente a Cifuentes en el proceso de primarias.

El vencedor deberá contar con, al menos, el apoyo de diez compañeros. El hecho de que el acta de Aguirre aún no haya sido recogida por su sustituto –será Luis Miguel Boto– abre incluso la posibilidad de que se produzca un empate a diez votos. Un último escenario, el de que alguno de los dos se retire de la carrera y llegue a un acuerdo con el otro aspirante no parece a estas alturas probable pero tampoco lo descartan desde el grupo: «Quedan aún 48 horas». Este tipo de votaciones en el grupo municipal del PP cuenta con un precedente. En 2009, varios ediles plantearon la destitución de Manuel Cobo como portavoz por criticar a Aguirre en una entrevista. Cobo obtuvo el apoyo de 19 ediles frente a los 13 que pidieron su cese.