El PP de Cifuentes recupera dos diputados en la región

El PSOE vuelve al tercer puesto a costa de Ciudadanos, que se deja un escaño. Podemos pierde los 210.000 sufragios de IU en Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ayer durante la votación
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ayer durante la votación

El PSOE vuelve al tercer puesto a costa de Ciudadanos, que se deja un escaño. Podemos pierde los 210.000 sufragios de IU en Madrid

Pese a que Podemos mantiene sobre el PSOE el «sorpasso» en la Comunidad de Madrid, los socialistas protagonizan en la región una pequeña remontada a costa de Ciudadanos. Después de quedar el pasado diciembre relegados a la cuarta posición por detrás de Podemos y la formación naranja, el PSOE en Madrid no sólo ha recuperado el diputado que le arrebató Albert Rivera, subiendo de seis representantes a siete, sino que ha crecido en más de 20.000 votos y cerca de 2 puntos porcentuales. Con todo, respecto a las elecciones de 2011, el PSOE apenas levanta cabeza, ya que en diciembre los votos perdidos respecto a las anteriores elecciones generales fueron 237.447 y diez puntos porcentuales

En cambio, Ciudadanos apenas pierde un punto porcentual respecto a los comicios del pasado diciembre y pasa de haber conseguido siete diputados a perder la posición reservada para el secretario de organización, Fran Hervías, con sólo seis representantes en el Congreso. Además, se ha dejado casi 100.000 votos por el camino que han ido a engrosar, no sólo el crecimiento de sufragios de los socialistas, sino fundamentalmente del PP, que se mantiene como la fuerza más votada y gana 80.000 votos más respecto a diciembre. Y es que el pacto de investidura entre los populares y C’s para el Gobierno de Cristina Cifuentes ha reportado más beneficios en las urnas a los de la calle Génova.

Igualmente, la renovación emprendida en el PP de Madrid tras la dimisión de Esperanza Aguirre y su sustitución, al frente de la gestora, por Cristina Cifuentes, ha renovado las ganas a los militantes populares y levantado el voto, recortando así las distancias respecto a la debacle que supuso en diciembre haber perdido medio millón de votos. Sin embargo, la recuperación es evidente, puesto que se ha crecido en casi 300.000 votos respecto a las elecciones autonómicas de hace apenas un año. Y, lo que es más importante, consigue dos diputados más y casi 5 puntos porcentuales entre diciembre y junio, recortando casi a la mitad la pérdida de seis representantes entre la mayoría absoluta de 2011 y las elecciones generales de 2015.

Y para Unidos Podemos, pese a haberse mantenido como segunda fuerza más votada en la Comunidad de Madrid, el resultado es malo por varios motivos. Para empezar porque Podemos Comunidad de Madrid, aunque ha mantenido los ocho diputados que obtuvo en diciembre, ha perdido casi 30.000 votos y apenas gana un punto porcentual. Y para continuar, porque los 190.000 votos obtenidos por la candidatura de Unidad Popular con la que se presentó en confluencia Izquierda Unida junto a otras formaciones han desaparecido. No se pueden adjudicar a una gran ganancia del PSOE ni tampoco del PP, puesto que su crecimiento de votos es equivalente a la pérdida sufrida por Ciudadanos, por lo que lo más probable es que se hayan ido a la abstención o a los votos en blanco.

De este modo, los dos diputados obtenidos por los de Alberto Garzón se pierden a favor del PP y tan sólo el cabeza de lista de Izquierda Unida se garantiza un asiento en el Congreso de los Diputados, ya que la lista de Unidos Podemos reservaba los primeros cuatro puestos a miembros del equipo de Pablo Iglesias, dejaban un hueco para Garzón y reclamaban las siguientes tres posiciones para militantes de la formación morada. Se queda fuera así Sol Sánchez Maroto, la siguiente representante de IU en la candidatura de confluencia.