Los taxistas marchan de Gran Vía hasta Atocha con cortes de tráfico a su paso

La Federación Profesional del Taxi de Madrid ha anunciado que está preparando una «gran manifestación» apoyada por otros colectivos como el de los jubilados

Taxis bloqueando una calle de Madrid este fin de semana. EFE/Víctor Lerena
Taxis bloqueando una calle de Madrid este fin de semana. EFE/Víctor Lerena

La Federación Profesional del Taxi de Madrid ha anunciado que está preparando una «gran manifestación» apoyada por otros colectivos como el de los jubilados, educación o de trabajadores con empleos precarios

Un numeroso grupo de taxistas se ha manifestado desde Gran Vía hasta Atocha en una protesta que ha obligado a cortar parcialmente el tráfico a su paso.

Tras la concentración de Sol, como ocurrió ayer, parte de los taxistas congregados han abandonado la zona por la calle Montera con intención de hacer el ya habitual 'paseillo' para mostrar en las calles su reivindicación de regulación de las VTC a nivel autonómico.

A su llegada a Gran Vía, este grupo numeroso de taxistas ha invadido la calzada y ha obligado a cortar el tráfico desde esta zona hasta la calle Alcalá, a su confluencia con la plaza de Cibeles.

En un primer momento, agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) han tratado de dirigirles por la acera y el carril bus en dirección a Alcalá. Allí se ha vivido algún momento de tensión con un breve episodio de empujones entre un grupo de policías y taxistas, sin que haya derivado en incidentes.

Los taxistas han coreado consignas como 'Garrido dimisión', 'Sí se puede', 'El taxi unido jamás será vencido' y 'Somos taxistas, no terroristas'.

En Cibeles, un importante dispositivo policial ha encauzado la protesta para que el numeroso grupo caminara por la acera hasta Atocha, con efectivos desplegados en el carril bus del Paseo del Prado.

En este tramo, el tráfico privado ha estado cortado durante unos 30 minutos aunque sí ha podido circular algún autobús. "Somos una marea", ha indicado uno de los taxistas congregados.

Ahora, los taxistas tendrán una asamblea en la sede de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, en Vallecas, donde darán apoyo a los siete compañeros que mantienen una huelga de hambre desde el pasado viernes.

Para este jueves está prevista una nueva concentración en la calle Génova, en las inmediaciones de la sede del PP, y en la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional. Se han pedido ya los permisos para concentraciones en estos dos puntos para los próximos siete días.

Los taxistas llevan diez días de huelga indefinida para exigir una regulación del sector VTC y hoy han registrado una propuesta que pedía una precontratación de al menos una hora para estos vehículos y un recorrido mínimo de 5 kilómetros.

Previamente, esta mañana, el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid anunciaba que están preparando «una gran manifestación».

Sin fecha aún para esa movilización, ha contado que trabajan en la preparación con el apoyo de otros sectores como el de los jubilados, educación o el de trabajadores con empleos precarios.

El objetivo de la marcha sería mostrar el respaldo de estos colectivos a las reivindicaciones del taxi en favor de un servicio público, frente a propuestas de liberalizar el servicio como la planteada por el PP.

"Compensaciones"a los clientes.

Los representantes del taxi reconocen que los usuarios les van a "castigar"por los perjuicios derivados del paro indefinida.

Por ello, han avanzado que promoverán acciones de "compensación"tanto para los cliente habituales como aquellos más esporádicos o los que no lo utilizan, para que comprueben el servicio.Ep