«Enseñen a los niños a confiar en la Policía y a gritar ayuda»

La Policía manda circulares a los colegios para evitar más víctimas del pederasta

MADRID- De las reuniones que, desde la semana pasada, mantiene la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, con directores de centros escolares y asociaciones de vecinos y padres –dentro del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar en relación a la investigación sobre el pederasta de Ciudad Lineal–, han surgido reiteradas dudas sobre cómo protegerse del agresor que ha atacado a tres niñas pequeñas. Por este motivo, la Delegación del Gobierno envió ayer una circular a los centros escolares de los distritos en los que ha actuado el pederasta –San Blas, Hortaleza y Ciudad Lineal– en la que explican tanto cómo prevenir la acción del agresor como qué enseñar a los niños para evitar que sean raptados.

Así, la Policía explica que la colaboración ciudadana es básica para detener al pederasta, puesto que ha actuado siempre en lugares públicos. Por ello, también pide a los vecinos que se fijen en los extraños que se acerquen a los parques y que, a la hora de avisar al 091, recuerden detalles como matrículas, modelo y color de coche o rasgos fisicos característicos como cicatrices, tatuajes y el color de la ropa, que sirvan para investigar.

Además, una de las cuestiones que más destacan es que el agresor no se ha llevado nunca a los niños con violencia, sino mediante engaños, por lo que la labor de prevención de padres y profesores es vital para evitar que siga hallando víctimas propiciatorias. «Enseñen al menor que, desgraciadamente, el mal existe y que por eso hay que pedir ayuda y gritar cuando ocurra algo grave –indica el punto número 5 del decálogo elaborado por la Delegación del Gobierno– y que la Policía está para protegerle y siempre le va a ayudar». Precisamente ahora que, con el refuerzo policial a la entrada y salida de los colegios, los menores van a ver a más agentes por las calles, la Policía quiere que los padres transmitan a los niños que son referente de seguridad y que vean los vean como un amigo al que acudir cuando están en apuros.

Por último, la Delegación ha hecho hincapié en que, pese al dispositivo policial, son los padres los encargados de la guardia y custodia de los menores y, por ello, deben ser responsables de la entrada y salida de los niños, que si acuden solos los agentes pueden vigilarles individualmente. También recuerdan que los bulos y rumores generan confusión y alarma social, por lo que sólo deben hacer caso de las informaciones facilitadas por los portavoces oficiales. Igualmente, en caso de que tengan conocimiento de algun dato sobre la investigación, debe de ser contrastado con el delegado de Participación Ciudadana de la comisaría del distrito.