Expertos alertan sobre las obras en la Casa de la Carnicería

Un forjado ajeno a la estructura original recorta el hueco de la portada de acceso desde la calle Imperial.

El edificio ha albergado funciones que van desde el almacenamiento de carne para su posterior distribución en mercados hasta la acogida de sesiones plenarias de la Junta Municipal de Centro
El edificio ha albergado funciones que van desde el almacenamiento de carne para su posterior distribución en mercados hasta la acogida de sesiones plenarias de la Junta Municipal de Centro

Un forjado ajeno a la estructura original recorta el hueco de la portada de acceso desde la calle Imperial.

- Una década de abandono y, ahora, un movimiento en falso en su rehabilitación que ha despertado la preocupación de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, la Asociación en defensa de los tesoros arquitectónicos de la Comunidad. Porque algún día, la Casa de la Carnicería de la Plaza Mayor abrirá sus puertas para albergar un hotel en un enclave privilegiado de la ciudad, pero, ¿qué puertas? Desde la citada asociación han observado una irregularidad en las obras de recuperación del inmueble, y así lo han denunciado alarmados. La portada que da a la calle Imperial presenta un forjado intermedio que interrumpe el vano trazado por Ventura Rodríguez, Maestro Mayor de las obras de la Villa a finales del silgo XVIII. De hecho, esta entrada al histórico edificio –declarado como Bien de Interés Cultural– fue el último trabajo del insigne arquitecto, que diseñó a menos de un año de fallecer. La reja, por su parte, es obra de su sucesor en el cargo, Juan de Villanueva, pieza que ya no se puede admirar por completo al faltarle el montante fijo superior.

Desde que el entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, esbozara en 2007 la idea de construir en el número 3 de la Plaza Mayor un parador turístico, el debate en torno a la conveniencia o no de la cesión de un inmueble municipal con ese fin no ha dejado de crecer. No obstante, en enero de 2017, sería el Ejecutivo de Ahora Madrid con Manuela Carmena a la cabeza el que concedería una licencia de obra desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible para levantar un hotel en la Casa de la Carnicería.

Sin poner en cuestión la necesidad de abrir un hotel en un punto tan característico de la capital, Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha puesto una mirada crítica sobre las acciones de rehabilitación que se están llevando a cabo en el futuro hotel, temiendo la pérdida de personalidad y valor histórico y artístico de la construcción. Y es que, de un simple vistazo, cualquier transeúnte –sin necesidad alguna de tener grandes conocimiento en protección patrimonial–, mirando la entrada al edificio desde la calle Imperial puede ver con claridad el forjado añadido al techo de la primera planta, recortando el vano de forma notable. Así pues y argumentando que este cambio «modifica irremediablemente la percepción de la portada», la asociación pide la inmediata eliminación del elemento extraño para que el hueco de esta portada de la Casa de la Carnicería recupere su proporción original.